4. Elementos del matrimonio

  1. Unidad  

   Los elementos esenciales del matrimonio son tres: la unidad, la indisolubilidad y la fecundidad. El ser humano puede decidir libremente si casarse o no, pero no está en sus manos cambiar el sentido del matrimonio.

   Los dos primeros elementos se expresan con una frase breve y gráfica: "uno con una y para siempre".

   El matrimonio es una decisión de un varón y una mujer que optan por existir uno para el otro, donándose mutuamente en cuanto varón y mujer con todo lo que son y tienen. Por tanto, los esposos "ya no son dos, sino una sola carne" (Mateo, 19, 6).

   Quien pretendiera entregarse a más de un hombre o mujer, no podría hacerlo sino parcialmente. El amor auténtico es absoluto y no admite repartos.

   La fidelidad y lealtad al otro es posible para toda la vida, pero pueden surgir dificultades especialmente para los que no tienen el auxilio sobrenatural del sacramento. El sacerdote les dice en la boda: "Cristo os otorga su fuerza para que seáis fieles el uno al otro y llevéis juntos las responsabilidades del matrimonio".

(Pintura: El banquero y su esposa. REYMERSWAELE, Marinus van. Museo de Bellas Artes. Valenciennes)

  A. Contesta con una de estas respuestas: enamoramiento, fecundidad, amor, siempre, varios años, una temporada, varios, algunos, el otro, carne, sociedad, ilusión, apaños, repartos, excusas, impulso, ilusión o fuerza.

 Los elementos son tres: unidad, indisolubilidad y

 Uno con una y para

 Un varón y una mujer existen el uno para

 Ya no son dos sino una sola

 El amor es absoluto y no admite

 Cristo en el sacramento nos da su


  2. Indisolubilidad

   Este elemento indica que el amor matrimonial es perpetuo, comprometido para toda la vida. Jesús dijo: "Lo que Dios ha unido, no lo separe el hombre" (mateo 19, 6)

   La indisolubilidad es una exigencia del amor absoluto y si no, no sería amor. Nace con ansias de eternidad y no admite réplica ni arrepentimiento. No sería una donación verdadera la de quien se comprometiera solo mientras le resultase agradable. Esto supondría considerar al otro como objeto, que se toma o se deja con mentalidad utilitarista.

   El divorcio introduce una profunda y grave distorsión en la vida matrimonial. No es lo mismo casarse con el convencimiento de que es para siempre, que ir al matrimonio con la idea de "vamos a ver si esto funciona y si no lo dejamos". La expectativa de un posible divorcio hace que cada cónyuge piense que no vale la pena sacrificarse porque el otro tampoco lo hará.

   El consentimiento matrimonial e un acto de entrega definitiva de todo lo que son los esposos, especialmente el propio futuro.

(Pintura: Alegre compañía. HEMERSSEN, Jan Sanders van. Museo Staatliche. Kassel)

  B. Señala la respuesta correcta entre estas palabras: temporada, vida, primavera, hombre, dinero, trabajo, provechoso, útil, agradable, objeto, amigo, compañero, amor, divorcio, cariño, ilusión, enamoramiento o entrega.

 El amor matrimonial es para toda la

 Lo que Dios ha unido, que no lo separe el

 No es buen criterio ser fiel mientras sea

 No podemos considerar al otro cónyuge como un

 Produce un gran daño al matrimonio el

 El matrimonio es un acto definitivo de





  3. Fecundidad 

   El tercer elemento del amor matrimonial es su ordenación a la procreación y a la educación de los hijos. Los cónyuges tienen el gran privilegio de transmitir la vida humana. Dios los ha llamado a una especial participación de su amor y de su paternidad: los ha hecho cooperar con Él libremente en la transmisión de la vida: "Los bendijo Dios, diciéndoles: Procread y multiplicaos y llenad la tierra" (Génesis 1, 28)

   Resulta triste comprobar que algunas veces no se reconoce la grandeza de traer una persona al mundo y se piensa que se recorta la libertad de amor y deleite egoísta.   La unión conyugal es el lugar adecuado para un nuevo nacimiento porque es la manifestación más específica del amor de los esposos.

   En la inseminación artificial se ha separado la actividad biológica de la relación personal de los cónyuges. Es un acto tecnificado, privado de toda relación interpersonal. Lo mismo se puede decir de la fecundación in vitro y otras formas de fecundación artificial.

(Pintura: Retrato de un escolar. FETI, Dominice. Galería Gemalde. Dresden)

  C. Selecciona una de estas respuestas: unidad, indisolubilidad, fecundidad, privilegio, dolor, sacrificio, suerte, muerte, vida, calle, tierra, ciudad, divorcio, nacimiento, egoísmo, personal, útil o egoísta. 

 Al tener hijos se le llama

 El transmitir la vida humana es un gran

 Los esposos cooperan en la transmisión de la

 Procread y multiplicaos y llenad la

 La unión conyugal es el lugar adecuado para un

 No separar la actividad biológica de la relación




Si estás matriculado escribe tus datos:
 
Nombre:

Contraseña:

 

Información de la matrícula

| Aplicaciones didácticasLa familia |
 En inglés | Para imprimir | Sopa de letras |

| Artículo: Ha llegado la hora de un nuevo feminismo, más radicalOtros: Natalidad

®Arturo Ramo García.-Registro de Propiedad Intelectual de Teruel nº 141, de 29-IX-1999
Plaza Playa de Aro, 3, 1º DO 44002-TERUEL