99. La residencia

 

LA RESIDENCIA

 

Y resistí asido a las manos de mi madre.

GAMONEDA

 

Apenas queda luz en sus miradas

que, ancladas a la nada de sus vidas,

resbalan lentamente entre las sombras

de aquella inextricable residencia.

 

Sordos, sin esperanza ni alegría,

perdidos, sin veleta en su horizonte,

allí están solos y alejados: solos,

en un rincón volcadas hoy sus penas,

 

como inservibles piezas de desván.

Claridad ya no existe en sus palabras,

oscuridad profunda son sus mentes,

 

sus ojos, crisantemos abismales.

Y allí, mi madre: una cuenta más

en un rosario negro de amargura.
---

Vicente Barberá Albalat

Ensayo para un concierto y otros sonetos. Olélibros.

Aplicaciones didácticas |  Poemas y letrillas  |  Poesías Para mayoresPoesías para pequeños | Lecturas |





®Arturo Ramo García.-Registro de Propiedad Intelectual de Teruel nº 141, de 29-IX-1999 Plaza Playa de Aro, 3, 1º DO 44002-TERUEL