86. Juego de contrarios

 

 

JUEGO DE CONTRARIOS

 

“…un delgado hilo de alambre navegando

sobre el pecho de las tinieblas”

MARÍA TERESA ESPASA

 

Subí por la bajada de la iglesia

que olía a rosas frescas.

Entré por la salida a la esperanza

orillada en el tiempo.

Encontré alivio inesperado

                       en la cerrada abertura del amor.

Fui por la venida de los caminos

de un cuento de hadas.

Lloré las risas de los payasos

de un circo melancólico.

Velé el dormir de las mariposas

extenuadas de vuelo.

Encendí la apagada luz

que envolvía la sombra.

Jugué con  los trabajos de la gente seria

extenuada de aliento.

Puse y quité al azar chinchetas

                        en el tablón de la memoria.

Sumé las restas dejadas por el miedo

                        al silencio del olvido.

Multipliqué las divisiones

interminables de la esfera.

Intenté llenar los vacíos de felicidad

sin aplacar el hambre de los pueblos.

Morí al nacer el sufrimiento y desesperación

de los niños sin nombre.

 

                        ---------

 

Desperté al fin

en los bordes de una nebulosa

que se elevaba

sobre las sombras ignoradas de las tardes

cuando el sopor embriaga

los suspiros del aliento infinito         

y la naturaleza

gime con murmullos de calma.

Se precisaba

la quietud del aire

y la meditación del tiempo.

---

Vicente Barberá Albalat

De amor y sombras. Páginacero Editorial.

Aplicaciones didácticas |  Poemas y letrillas  |  Poesías Para mayoresPoesías para pequeños | Lecturas |





®Arturo Ramo García.-Registro de Propiedad Intelectual de Teruel nº 141, de 29-IX-1999 Plaza Playa de Aro, 3, 1º DO 44002-TERUEL