79. Entran

 

 

ENTRAN

 

Entran

salen

queda a veces en su mente una sombra oscura

interior que impregna las rocas que pinchan

zarzas sin flores de sabor a hierro 

o sápidas nieblas de azufre

fruto rojo rodando sin reposo

rodando y rodando

en torbellinos sin sosiego

nunca como nenúfares o lirios

intentando bailar en el aire.

 

En el aire

en el soneto del viento sin música aparente

en el fondo de los sépalos

ya sin vida

sin ángeles ni salidas.

 

Densa

oscura y

negra

manchada como un eclipse irreal.

 

Entran y salen

el óxido

los cuervos

la zozobra

y no hay escapatoria.

 

Cada vez más profundo el hoyo

el fuego

las llamas

la hoguera

siguen llenando el pozo.

 

Ahora vienen luego van

mariposas

gusanos

luciferes

se pasean: entran y salen

sin sosiego ni tregua

dibujando llantos

miserias

tempestades.

 

Ya no quedan verdes ni azules

lirios

claveles          

amapolas

se fueron.

 

Sólo quedan pétalos hediondos

que se hunden en el pozo de

fantasmas

delirios

y miedos.

 

La mente torcida

sin tiempo ni forma

perdida

ya no vaga se pierde se pierde…

y pesa la risa y la brisa

y recoge el llanto

y el canto se mece en el hialino cauce

y se mezcla con el lodo estridente

ya ni llora ni clama ni ríe.

 

Sufre con gritos de herrumbre

mientras queman su mente las llamas

y encienden sin fuego sus ansias

las oscuras puertas de la muerte.

                        _____

 

Los llantos, la espuma y el miedo

ya no entran

ni salen

lo cubren todo con cínica risa

fundido en el fondo del valle

cubierto de hierba

verde verde verde…

y azul.

---

Vicente Barberá Albalat

De amor y sombras. Páginacero Editorial.

Aplicaciones didácticas |  Poemas y letrillas  |  Poesías Para mayoresPoesías para pequeños | Lecturas |





®Arturo Ramo García.-Registro de Propiedad Intelectual de Teruel nº 141, de 29-IX-1999 Plaza Playa de Aro, 3, 1º DO 44002-TERUEL