63. Desvelo (II)

 

 

DESVELO

 

Cuántas piedras cogí con mis manos.

Abracé muchas noches mis sueños

y tú estabas rozando en mis carnes

como un ángel torcaz en su vuelo.

 

Tus caricias fundían mis venas

y en el seno del agua disueltos,

como néctar de fuentes azules,

los pecados ocultos de un beso.

 

Nada había tan frágil y hermoso:

el tomillo embriagaba los vientos

y la rambla en su cauce ocultaba

el recelo de nuestros desvelos.

 

Se agrietaron más tarde las piedras

que los cantos del río cubrieron

y lo nuestro quedó en el olvido

cuando el tiempo borró tantos besos.

---

Vicente Barberá Albalat

De amor y sombras. Páginacero Editorial.

Aplicaciones didácticas |  Poemas y letrillas  |  Poesías Para mayoresPoesías para pequeños | Lecturas |





®Arturo Ramo García.-Registro de Propiedad Intelectual de Teruel nº 141, de 29-IX-1999 Plaza Playa de Aro, 3, 1º DO 44002-TERUEL