36. Alienación

 

 

ALIENACIÓN

 

¡Proteged a las niñas!¡Que no les pase nada!
Y tú duerme sin ellas, solo, ¡solo!
En las sillas pequeñas,                   ¡ahí!

De noche no aplastarlas en el hueco del sueño.

 

Desde dentro el vacío se llena de vacío
en un dolido corazón de madre.

Puede ser el rumor del agua,

una tormenta,
una tormenta como un clavo

que el alma hiende.

Y no sirve la pócima

ni la garganta muda.

La huella se apodera de los tiempos

y el corazón es una simple nada.

---

Vicente Barberá Albalat

El Limonero de Homero IV. Páginacero Editorial.

Aplicaciones didácticas |  Poemas y letrillas  |  Poesías Para mayoresPoesías para pequeños | Lecturas |





®Arturo Ramo García.-Registro de Propiedad Intelectual de Teruel nº 141, de 29-IX-1999 Plaza Playa de Aro, 3, 1º DO 44002-TERUEL