94. Cueva de "El Soplao"

 

Viernes lluvioso y oscuro

y un seguro mañana,

comienzo de nuestro viaje

hacia tierras de Cantabria,

con un muy negro presagio

de nubes llenas de agua.

Amanece y no llueve.

Alegría en nuestras caras,

porque el día está más claro

según las horas avanzan.

La SIERRA DE LA CABRERA.

El Sol brillando en sus Montañas,

que flotan sobre las nubes

que se mueven y que danzan.

RÍO DURATÓN naciente,

en bella y gentil cascada.

LERMA con sus Monasterios.

Catedral de Torres claras,

de piedra hecha encaje,

de la Ciudad Castellana:

BURGOS, que al Cielo se elevan

y con el Cielo la cantan, …

testigos sois de este cambio

y de nuestra algazara.

Ya en AGUILAR DE CAMPÓO

el mal tiempo se descarta.

Campos con verdes intensos.

El Cielo con nubes blancas.

Ríos entre las paredes

de hoces entrecortadas.

REINOSA queda a un lado,

SOMAHOZ junto al BESAYA

y desde TORRELAVEGA

camino de Santillana.

SANTILLANA DEL MAR

con su bella Colegiata,

praderas que son alfombras

y sus calles empedradas.

COMILLAS  en el CANTÁBRICO,

Mirador sobre la playa.

La Universidad Pontificia

con su preciosa fachada.

Palacio de Sobrellano

y su hermosa escalinata.

El Capricho de Gaudí

que es una caprichosa casa.

Rincones de gran encanto

y farolas en sus Plazas.

SAN VICENTE DE LA BARQUERA

con casitas salpicadas,

en los Montes y en los Cerros,

que se visten de esperanza,

con el verde de los prados

y el de árboles en sus faldas.

Castillo del Rey, en cuesta

y la Iglesia iluminada.

Iglesia -Torre fortaleza-

con sus vistosas campanas

protegiendo a la RÍA,

a sus gentes y a sus casas.

Paseo de soportales

y el Parque con el ancla.

Santuario de la Barquera,

donde se emociona el alma,

al conocer que esta Virgen,

que, llegó sobre una barca,

la dirección de los vientos

al marinero indicaba.

La fiesta de la Folía,

en su honor y justa fama,

le rinde gran pleitesía

y al Creador alaba.

Es la Estrella de los Mares.

A Ella se ruega y canta,

nos ayude a remar

hasta la morada santa.

Por CABEZÓN DE LA SAL

y junto al curso del SAJA,

hacia BÁRCENA MAYOR,

enmudecen las palabras.

¡Cuánta belleza escondida

entre ríos y montañas,

con árboles otoñales

cubiertos de hojas doradas

y el Sol jugando con las nubes

entre los tojos y hayas!

Ya en BÁRCENA MAYOR,

PARQUE NATURAL DEL SAJA,

Casas montañesas típicas,

todas ellas muy cuidadas.

Conjunto Histórico-Artístico

desde sus ya Bodas de Plata.

Parecidas, aunque no iguales,

normalmente, de dos plantas,

abundando la madera

en sus muy amplias solanas,

sujetas por grandes vigas

o muy hermosas arcadas.

La mayoría, de piedra,

de una piedra  que es rosada.

Me ha cautivado este Pueblo.

Por él, el tiempo no pasa,

tan sólo se oye el silencio,

un silencio que nos habla

del abrigo de los Montes

que arropan su zona llana.

RENEDO DE CABUÉRNIGA

y su comida muy sana,

el cocido montañés

con judías y carne magra.

Coronando un pequeño Puerto

de camino de Montaña

se divisa ya CARMONA

y todo el VALLE DEL NANSA.

Ciudad, también, muy bonita.

Casas con sus balconadas,

todas cubiertas de flores:

Hortensias, geráneos y dalias.

Casona de los Cossío

y Montes con cimas más altas.

En un día de emociones

y siendo todas tan gratas,

el camino hacia la Cueva,

de nuevo, entre hayas,

nos enciende el corazón

cuando alzamos la mirada.

CUEVA DE “EL SOPLAO”.

Aparentemente, nada.

Un Cerro que está pelado,

si acaso con hierbas bajas,

nos lleva a su interior,

para admirar las entrañas,

que  excavaron los mineros

en una primera etapa.

Minas de galena y blenda

con techos de rocas blancas.

Mundo nuevo y maravilla,

que ha formado el agua,

en el sótano de la tierra,

con los minerales que abraza.

Del emocionado encuentro,

fruto de su amor en llama,

además de estalactitas

y estalagmitas formadas,

de calcitas y aragonitos

surgen formaciones raras.

A éstas, llaman excéntricas

y a ellas debe su fama.

Raíces, púas de erizo

o entremezcladas ambas,

techos de mármol parecen

con bellísimas filigranas,

como si el mejor artista

con su arte las labrara.

Muchos millones de años

en un suspiro del alma.

Un nuevo día amanece

y con bastante nostalgia,

SAN VICENTE DE LA BARQUERA

en nuestra mente se graba.

El Sol brilla con fuerza.

Los reflejos en el agua

del Castillo y de la Iglesia,

de la Ría que está en calma, …

nos dicen un “hasta luego”.

Tanta belleza reclama

otra visita a estas Tierras,

para, otra vez, contemplarlas.

Con la emoción en el pecho,

elevamos la mirada,

a quien la Naturaleza,

en la vida, nos regala.

Mirada hacia el CREADOR

y con ella darle GRACIAS.

Continúa nuestro viaje

hacia Tierras Asturianas

y en el nuevo caminar

más cadenas de Montañas.

Los altos PICOS DE EUROPA

nos miran y nos acompañan,

dejándonos acariciar

por ligeras nubes blancas.

LLANES, villa marinera,

con Torreón y Muralla.

Paseo de San Pedro

por entre hierba mojada

y caprichosos tamarindos

hasta una de sus playas.

RIBADESELLA. ¡Qué encanto!

En el horizonte se abrazan

el azul del Mar y el del Cielo

y de su candor emanan

tales rayos de dulzura,

que, al llegar hasta la playa

y a su Paseo Marítimo,

de paz el alma se embriaga.

Paz que llega hasta el Puente

y de ella se contagian,

la familia de gaviotas,

que, al Cielo extienden sus alas

y patos que van en fila,

de plumas blancas y pardas

y envuelve, también, al SELLA,

que, enamorado de su dama,

la Ciudad a la que da nombre,

con piropos desde el alba,

le manifiesta su amor,

acompañados de tonadas.

Las Montañas y las Nubes

completan tan bella estampa.

Nuestro regreso comienza,

también, con cierta nostalgia,

diciendo adiós al CANTÁBRICO

y la bellísima playa

del pueblecito de LASTRES,

con sus calles empinadas

y colgado hacia el Mar

desde unas suaves Montañas.

Dejando OVIEDO a un lado,

con buen ritmo y buena marcha,

hacemos, para el almuerzo,

en MIERES, una parada.

A las Tierras Leonesas

dan paso las Asturianas.

¡Qué bello atardecer!

¡Cómo se esponja el alma!

Pantano de BARRIOS DE LUNA,

los reflejos en tus aguas

y el otoño en los árboles,

festejan nuestras miradas.

La oración se eleva al Cielo

con un himno de alabanza.

--- 

 Lucía López Sánchez

 Días 29, 30 y 31 de Octubre

Aplicaciones didácticas |  Poemas y letrillas  |  Poesías para mayoresPoesías para pequeños | Lecturas |





®Arturo Ramo García.-Registro de Propiedad Intelectual de Teruel nº 141, de 29-IX-1999 Plaza Playa de Aro, 3, 1º DO 44002-TERUEL