90. La Danza de las Nubes

 

Lluvia y Sol en estas tierras.

Verdes oscuros y claros

entonando melodías

acompañada de cantos.

Canto a la Naturaleza:

A los árboles y prados,

a las cascadas y ríos,

a las montañas y lagos.

Canto a todos sus Pueblos,

a Iglesias y Retablos,

a las Fuentes y a las Torres,

a Relojes y Palacios.

Recreo es para mi vista

y para mi alma un regalo,

este Conjunto tan bello

como el que voy contemplando:

Casitas llenas de flores,

con inclinados tejados,

para evitar que la nieve

del invierno les haga daño.

Ocres, blancas y marrones,

salpicadas en los campos,

en las laderas de riscos

o al pie de los barrancos.

Cimas altas de los Montes

con sus Picos escarpados,

jugando al escondite

con nubes que están bailando.

En su danzar por el aire,

a veces, dejan tapado,

el brillo que el Sol naciente

les entregó con sus rayos.

En otras, antojadizas,

permiten que, iluminados,

sigan mirando hacia el Cielo,

mas, como si fuesen barcos

o que de surcos y grietas,

como vaporosos brazos,

dance el chispeante humo

de un fuego casi apagado.

SUIZA, AUSTRIA Y ALEMANIA,

tierras que atravesamos

por esta RUTA ROMÁNTICA,

de placer y tanto agrado,

dejad que todo lo bello

de cuanto hemos visitado,

permanezca en el recuerdo,

tan, fuertemente, grabado,

que sintamos su emoción,

aún, con los ojos cerrados.

¡Ay, MONTAÑAS DE LOS ALPES!

Con vuestro especial encanto,

latidos de complacencia

seguro estáis escuchando,

de un pecho que está encendido.

Mi alma habéis cautivado.

Dejadme que, agradecida,

os entone bellos cantos,

del sueño que me parece,

aunque sin estar soñando.

¡Ay, MONTAÑAS DE LOS ALPES!

Que con las nubes bailando

la “Danza del fuego”, a veces,

o con los trajes muy blancos

“El Lago de los Cisnes”,

nos sentimos ensimismados,

dejad sienta la ternura,

entre los verdes más claros,

de nuestra pequeña Heidi

en su casita de campo.

¡Ay, MONTAÑAS DE LOS ALPES!

Que veláis el sueño dorado

de las nubes juguetonas,

después de un día cansado,

dejad que escuche esa música

que Mozart está tocando

y que las nubes me lleven

a recibir vuestro abrazo.

¡Ay, MONTAÑAS DE LOS ALPES!

En vuestro MONTE PILATOS,

dejadme coger las flores

que la lluvia ha regado,

blancas, azules y rosas

y color anaranjado, …

y en el cestillo de nubes

que vuestro Pico han tapado,

recibid el mejor Centro

que con ellas he formado.

Sea la flor EDELWEIS

la que os entregue el regalo,

la Reina de vuestras flores

por su extraordinario encanto.

 ---

 Lucía López Sánchez

 VIAJE RUTA ROMÁNTICA

(SUIZA, AUSTRIA Y ALEMANIA)

 Días 29 de Julio a 8 de Agosto de 2.005

Aplicaciones didácticasPoemas y letrillas  |   Poesías para mayoresPoesías para pequeños | Lecturas |





®Arturo Ramo García.-Registro de Propiedad Intelectual de Teruel nº 141, de 29-IX-1999 Plaza Playa de Aro, 3, 1º DO 44002-TERUEL