72. Entre pajas

 

Noche fría de Diciembre.

A nevar ha comenzado

y pronto quedan cubiertos

los senderos y los campos.

Aunque es oscura la noche

y el camino se ha borrado,

la música de los Cielos

sirve de guía a sus pasos.

Han dejado las ovejas

y el resto de su ganado,

para acercarse a Belén

y buscar aquel establo,

en el que el Ángel les dice

ha nacido el Niño Santo:

“Veréis un Niño entre pajas,

vestido con pañal blanco.

Es nuestro Rey Celestial.

Deprisa. Id a adorarlo”.

El cántico de los Ángeles

contentos van escuchando.

¡Gloria a Dios! ¡Paz en la Tierra!

Alguno llega llorando,

porque es tanta su emoción

y su pecho está abrasado.

Se arrodillan ante Él

y le ofrecen sus regalos:

Toma, mi Niño, el cordero

que cogí de mi rebaño.

Toma esta hogaza de pan

y este queso y este caldo,

porque la noche está fría

y frío estás pasando.

Un pastorcillo pequeño,

que nada lleva en sus manos,

le acaricia tiernamente

y le besa, extasiado,

al tiempo que le sonríe

y le ofrece este canto:

“Gracias por haber nacido.

Gracias por querernos tanto.

El Ángel antes nos dijo

que Tú viniste a salvarnos”.

De un resplandor sin igual

queda inundado el establo.

El Niño Dios le devuelve

su sonrisa emocionado,

porque su caricia ha sido

el más valioso regalo.

 ---

Lucía López Sánchez

Navidad 1.994

Aplicaciones didácticasPoemas y letrillas  |   Poesías para mayoresPoesías para pequeños | Lecturas |





®Arturo Ramo García.-Registro de Propiedad Intelectual de Teruel nº 141, de 29-IX-1999 Plaza Playa de Aro, 3, 1º DO 44002-TERUEL