56. Regalo de Navidad

 

Oscura era la noche,

mas, las estrellas brillaban,

los Ángeles sonreían

y muy contentos cantaban,

canciones de paz y amor

que nunca en el Cielo entonaran.

Era una noche especial.

Vestidos todos de gala,

al Niño recién nacido

dedicaban alabanzas.

Alegre y emocionado,

uno de túnica blanca,

se apareció a unos pastores

que calentándose estaban

y en medio de un gran silencio

les dirigió estas palabras:

“Esta noche en Belén,

para salvar vuestras almas,

el Niño Dios ha nacido.

Nadie le ha dado posada.

En un humilde pesebre,

con un pañal y, entre pajas,

está el Rey de los Cielos

y es porque a los hombres ama.

Deprisa. Id a adorarle.

Emprended pronto la marcha.

Cantad vosotros, también,

que ya cantan las montañas,

los árboles con sus hojas

y los ríos con sus aguas, …”

Al escuchar el mensaje,

un pastorcillo se alzaba.

Quería llegar muy pronto

y acariciarle la cara.

En Belén, ya ante el Niño,

le ofrecía su bufanda

y le besaba en su mejilla

mientras le decía: “Gracias”.

El Niño, muy complacido,

su Paz y Amor le regalaba.

 ---

 Lucía López Sánchez

  Navidad 2.016         
Aplicaciones didácticasPoemas y letrillas  |   Poesías para mayoresPoesías para pequeños | Lecturas |





®Arturo Ramo García.-Registro de Propiedad Intelectual de Teruel nº 141, de 29-IX-1999 Plaza Playa de Aro, 3, 1º DO 44002-TERUEL