51. Voy a Boí

 

Hoy es nueve de Noviembre.

Madrid se viste de fiesta,

porque celebra este día

el de su Patrona excelsa.

¡Oh, VIRGEN DE LA MURALLA!

¡Oh , VIRGEN DE LA ALMUDENA!

Acompaña nuestro viaje

hacia las tierras norteñas.

Ya muy cerca de la noche

y muy cerca de VIELLA,

un manto blanco de nieve

está cubriendo estas tierras.

¿Podremos salir mañana?

¿Cortarán la carretera?

¿Visitaremos el VALLE,

sus Pueblos y sus Iglesias?

Poco a poco, el nuevo día,

nuestra esperanza alimenta,

porque el Sol que estaba oculto

comienza a brillar con fuerza.

Se disipan los temores

y nuestra ilusión despierta.

Un túnel de muchos metros,

debajo del MALADETTA,

nos abre unos horizontes,

de tan singular belleza,

que ha conmovido mi alma

llenándola de terneza.

Caminos serpenteantes

con abundantes praderas.

Las uves entrecortadas

de los Picos y las Sierras,

en los que juega la nieve

con sus afiladas crestas.

En las laderas,  los Pueblos,

con Iglesitas pequeñas,

de torres cuadrangulares

y bóvedas de madera.

Del románico lombardo

observamos su influencia:

SAN CLEMENTE DE TAÜLL,

sin duda, la más esbelta,

junto con SANTA MARÍA,

que se encuentra en la Plazuela,

perfilando una pirámide

con la montañas inmensas,

que, con sus cumbres nevadas,

detrás de ellas se encuentran.

Amplio VALLE DE BOÍ,

que, en BARRUERA ya comienza

y BOÍ, pueblo empinado,

con la de SAN JUAN, su Iglesia,

frente a la de ERILL LA-VAL,

SANTA EULALIA, también, muy bella.

Subida al PARQUE y al LAGO,

por un camino de sierra,

AIGÜESTORTES y SAN MAURICIO.

Grandiosidad y grandeza.

¿Cómo es posible, Señor,

encontrar tanta belleza?

De emoción llora mi alma

y es que de Ti está más cerca.

Cascadas muy saltarinas,

salpicando con gran fuerza

y cubriendo con su espuma

cuanto se halla en torno a ellas.

Sinfonía de colores

en vertientes y laderas,

ramas cubiertas de nieve

como si de algodón fuera,

árboles ya otoñales

con hojas amarillentas,

el serval del cazador

que la vista nos alegra,

con sus racimos rojizos

en medio de las praderas, …

Canciones en el silencio

de una mañana serena,

que el agua del riachuelo

entona al besar las piedras.

Carámbanos puntiagudos

y figuras que nos ensueñan.

Cumbres que apuntan al Cielo,

cubiertas de nieve espesa,

tapando las cicatrices

que los siglos y las eras

dejaron en sus montañas,

en sus rocas y en sus tierras.

Los circos de los glaciares,

que, aunque haya primavera,

seguirán con su vestido

blanco, de nieve eterna. …

VALLES DE ARÁN y BOÍ,

me habéis dejado tal huella,

que, aún con los ojos cerrados

y, aunque larga sea la espera

de volver a contemplaros,

me recrearé en la belleza,

que, en estos días de viaje,

ha sido mi compañera.

Adiós MONTAÑAS NEVADAS

y del Valle, adiós VIELLA.

¡Oh, VIRGEN DE MIJARÁN!

Protege tanta belleza.

Y junto a este adiós sentido,

mil gracias a manos llenas,

a nuestra querida Virgen,

La VIRGEN DE LA ALMUDENA.

----

 Lucía López Sánchez

 9 a 11 de Noviembre de 2.001

Aplicaciones didácticasPoemas y letrillas  |   Poesías para mayoresPoesías para pequeños | Lecturas |





®Arturo Ramo García.-Registro de Propiedad Intelectual de Teruel nº 141, de 29-IX-1999 Plaza Playa de Aro, 3, 1º DO 44002-TERUEL