45. Cerca de "El Santuario"

 

Tengo en mis manos dos piedras

que recibí de regalo.

Mas bien son dos piedrecitas

que de la mina tomaron,

quienes, después, se la ofrecen

al turista, con agrado

y le ruegan que las guarde

como un talismán sagrado.

Suerte y salud le darán,

consérvelas con cuidado, …

dicen con una sonrisa,

allí, cerca de “EL SANTUARIO”

y es,  porque están convencidos

que la Virgen del milagro,

milagros obra en las piedras

de quien las tiene en sus manos.

Visitando el interior

y el “Ave María” escuchando,

recordaba cuanto el guía

antes había contado:

“Una barca zozobraba

llevando a tres esclavos,

un niño y dos adultos,

estos dos eran hermanos,

debido a una tempestad

mientras estaban pescando,

porque a buscar sal y pesca

a los tres habían mandado.

Sobre una madera seca,

en ello radica el milagro,

una imagen de la Virgen

aparecía flotando.

Muy sorprendidos los tres

y encontrándose a salvo,

cogieron aquella imagen,

sumamente emocionados

y en un lugar de la mina

con primor la colocaron.

Mas, este lugar no era

para el que había llegado

y a una colina marchaba,

una y otra vez, tratando,

que fuese en este lugar

donde estuviera el Santuario.

Allí está la Basílica,

en recuerdo del milagro,

a la que acuden los fieles,

con devoción, implorando

o a ofrecerle unas flores

o, por favores, gracias dando.

VIRGEN DE LA CARIDAD DEL COBRE,

que a todos está escuchando,

es su nombre, por la mina,

en la que aquellos esclavos,

vivían en torno a ella

y trabajaban sin descanso.”

Ahora que veo su cara

y la Iglesia visitamos,

le pido, emocionada,

por quien me hizo el regalo,

de esas dos piedrecitas

que, aún, conservo en mis manos

y que Ella nos acompañe

en todo el itinerario

amén de darle las gracias,

porque hasta aquí llegamos.

Sin tener en cuenta el día,

que, en Madrid hemos pasado,

porque por problemas técnicos

salió el avión con retraso,

el viaje feliz ha sido

y hemos llegado a SANTIAGO.

La Fortaleza de “El Morro”,

Monumento declarado,

nos dió la bienvenida a CUBA

y su visita comenzamos.

En el saliente de la roca

el Castillo está situado.

Con la vista extraordinaria

que desde él divisamos,

el Caribe a nuestros pies

y Sierra Maestra, dominando

el valle que baja hasta el mar,

el retraso olvidamos.

Un sueño estando despierto

es la Bahía de Santiago,

entre pueblos de pescadores

y el azul del Cielo reflejado,

en esas aguas tranquilas

y que en turquesa se han tornado.

Recorriendo la Ciudad

otros lugares visitamos:

La Casa en la que vivió

y en la que hemos entrado,

la de Don Diego Velázquez,

quien, con valor destacado,

conquistó esta Ciudad

y otras seis más ha fundado.

Casa con bastantes dependencias,

un patio con mucho encanto,

cerámicas de gran belleza, …

Hoy es Museo visitado.

La Catedral, Parque Céspedes

y con ambiente animado

la Plaza de Dolores, que

está muy cerca, al lado,

de la Casa de la Trova,

en la que música escuchamos.

En la visita panorámica

en este lugar paramos:

La Plaza de la Revolución,

en la que está levantado

un Monumento de bronce,

“Antonio Maceo” a caballo,

 el héroe que sobrevivió,

aunque recibió muchos balazos.

Precisamente en esta Plaza,

hace ya unos cuantos años,

el Papa Juan Pablo II

a la Virgen ha coronado

y ha bendecido la Cruz

que Colón había plantado.

VIRGEN DE LA CARIDAD DEL COBRE,

a la que, con fervor y entusiasmo,

como PATRONA DE CUBA,

te visitan en el Santuario,

así Benedicto XV

al mundo lo ha declarado,

ya en nuestra despedida,

con emoción, te imploramos,

que en el mar de nuestras vidas

seas nuestra guía y faro.

Tengo en mis manos dos piedras

que recibí de regalo,

acéptalas como ofrenda

y cuida al PUEBLO CUBANO.

 ---

Lucía López Sánchez

3 de Marzo de 2.011

Aplicaciones didácticas |  Poemas y letrillas  |   Poesías para mayoresPoesías para pequeños | Lecturas |





®Arturo Ramo García.-Registro de Propiedad Intelectual de Teruel nº 141, de 29-IX-1999 Plaza Playa de Aro, 3, 1º DO 44002-TERUEL