37. Noventa años

 

Quiero expresar lo que siento,

pero son torpes mis palabras.

Recíbalas, no obstante,

en fecha tan señalada,

porque de vida están llenas

y es grande nuestra algazara.

El ejemplo recibido,

tras una vida entregada

al esfuerzo y al trabajo,

con ilusión que contagia,

merecen este homenaje

y una vida, aún, más larga,

para seguir aprendiendo

cuanto siempre, en voz muy alta,

ha pregonado en escritos,

en conferencias y en charlas.

Ha sido el agua que corre

con fuerza por las montañas,

buscando el cauce del río,

formando blancas cascadas,

convirtiendo en tierras fértiles

las que por ellas pasaba, …

Con su murmullo, canciones

de entusiasmo se entonaban,

defendiendo a la Inspección,

con denuedo, con tal garra,

que la negrura del campo

con su espuma blanqueaba.

Fueron el Niño y la Escuela

amores que le abrasaban

y tanto luchó por ellos,

que al nacer cada mañana,

su voluntad de servicio

por la educación se alzaba.

Nos sentimos complacidos.

Para Usted, nuestras miradas

de admiración y de orgullo,

porque en la cima dorada

de sus recientes “NOVENTA”,

trabaja con esperanza,

sin fatiga, sin cansancio, …

por una Inspección muy clara.

Por sus consejos tan sabios,

por sus grandes enseñanzas,

permítanos, Don Adolfo,

a modo de una plegaria:

¡Cumpleaños muy feliz!

Que repiquen las campanas,

por el gozo y la alegría

de contemplar su semblanza.

Reciba nuestros aplausos

y con ellos: “MUCHAS GRACIAS”.

 ---

Lucía López Sánchez

Homenaje a D. Adolfo Maíllo

Aplicaciones didácticas |  Poemas y letrillas  |   Poesías para mayoresPoesías para pequeños | Lecturas |





®Arturo Ramo García.-Registro de Propiedad Intelectual de Teruel nº 141, de 29-IX-1999 Plaza Playa de Aro, 3, 1º DO 44002-TERUEL