12. Semblanza

 

Nuestro Cuerpo de Inspectores

fue un Cuerpo de Primera,

cuya misión importante

era visitar Escuelas.

 

De Capital y Provincias,

siendo Escuelas muy variadas,

recorríamos gustosos

la Geografía de España.

 

De Infantil eran algunas

y muchas las de Primaria.

De Especial y de Adultos,

también, se visitaban.

 

Teníamos nuestras Reuniones:

Los Consejos de Inspección,

por lo menos uno al mes,

para entrar en acción.

 

Otras, eran de Ponencias,

normalmente, en Madrid,

para unificar criterios,

no hubiese un “despistadín”.

Con la Ley del año 70

nacía la E.G.B.                         

y la Evaluación continua

con fichas y más papel.

 

Reuniones de Profesores.

Libros de Escolaridad.

Informes, muchos Informes.

¿Todo ello servirá?

 

Con ilusión lo hacíamos.

Sí merecía la pena.

La educación de los niños

es una noble tarea.

 

Tarea del Inspector

es que, en buenas condiciones,

ellos, siempre, la reciban

y que la Escuela funcione.

 

Parecía ir todo bien,

hasta que algunos “fantasmas”,

hicieron su aparición

con sus hermosas chilabas.

Adiós, Cuerpo de Inspección.

Adiós, Cuerpo tan querido.

Con las alas del “fantasma”

en C.I.S.A.E. te has convertido.

 

Se trabajó con denuedo

Se luchó con ilusión,

mas, la fuerza de esas alas

todo ello lo arrasó:

 

Un Campamento en Madrid,

 muy cerca del Ministerio,

que se montó con coraje

para poder defenderlo.

 

Con un puñado de valientes

en un Hotel encerrados,

el “Regina” por más señas,

que, activamente, lo trataron.

 

Charlas con Autoridades

y publicidad al viento,

entrevistas y reuniones

y emociones, por momentos,  …

 

Muy doloridos quedamos,

porque de nada sirvieron.

La “Política” ganaba.

Lo anunciado era un hecho.

 

Humillaciones, fichajes,

caras nuevas en Plantillas

y en Despachos compartidos,

visitas con compañías,  …

Dejaremos el C.I.S.A.E.

para mejor ocasión.

Lo malo y doloroso

arruga el corazón.

 

Pero seguía latiendo,

porque los Profesores eran,

quienes, siempre, nos llamaban:

Inspectores de “pata negra”.

 

Amén de un gran pensamiento

que envolvía la razón:

“Cada niño en su Colegio

tiene y tendrá un Inspector”.

 

De todo aquello, también,

brotó fuerte un sentimiento,

el de continuar unidos

como se venía haciendo.

 

Primero con la Hermandad

y con Usite más tarde,

para seguir combatiendo,

si cabe, con mayor coraje.

 

Muchas horas de trabajo,

dedicación y desvelos,

para caminar deprisa

y colmar nuestros anhelos.

 

Y como en la vida misma.

Junto a las luces, las sombras,

que enturbiaban los quehaceres

de tantas horas y horas.

Muy poco ya se veía.

La oscuridad era intensa

y cuando más se creía

que todo ello se perdiera.

 

Luz, en forma de mujer,

brillaba ya una noche,

con valentía envidiable

y resistencia enorme.

 

Nueva etapa comenzaba,

gracias a una compañera

que hizo posible el surgir,

nuestra Conchita Lobera.

 

Desde aquel amanecer,

durante bastantes años

con ella a la cabeza,

un grupo fué trabajando.

 

Seguir en su empeño quería

de anular todas las sombras

y que Usite ya brillase

desde la feliz aurora.

 

Asturias, Madrid, Valencia,

Teruel, Murcia,  ... iluminaban,

como estrellas en el Cielo

en una noche cerrada.

 

Un Conjunto admirable,

decidido, preparado,  …

que afrontaba situaciones

e introducía cambios:

Usite perdió la “t”,

mas, la “Unión” permanecía.

Nacieron estos Encuentros

sembrando Pedagogía.

 

Vió la luz una Revista

de contenido variado.

Se valoró la experiencia

del Inspector jubilado.  …

 

Con tantas actividades

de alto enriquecimiento

y con la marcha emprendida,

procedía el relevo.

 

Con Valencia y con Madrid

otra etapa discurría,

acometiendo empresas,

sin duda, de gran valía.

 

Usie huele a perfume

y no lo digo en vano,

porque tierra es de flores

todo el País Valenciano.

 

A garbo y mantón de Manila

en la popular Pradera,

del Madrid acogedor,

aunque no se esté de fiesta.

 

Y al dulce de la Amistad

de la Tierra Palentina,

que con su “Usie Senior”

al Jubilado da vida.

Gracias, gracias, Presidente.

Gracias a la Secretaria

y al compañero Informático

que de Jubilados se encarga.

 

Gracias a todos, también,

por cuanto estáis trabajando,

para que Usie resplandezca

y siga, siempre, brillando.

 

Como lo hace ahora

con otra Revista nueva,

modernas Tecnologías,

Reuniones que dejan huella.

 

Con aumento de afiliados

y el bello alfiler de plata,

que se impone al Inspector

que comienza otra etapa.

Desde hace cuatro años

se entrega en estos Encuentros,

en señal de un homenaje

cargado de sentimiento.

 

Hoy, en Alcalá de Henares,

el Encuentro XVIII,

en torno a esta mesa,

también, hay un acto honroso.

 

Enhorabuena cordial

a los cuatro compañeros:

Conchita y Luis Miguel,

José María y Alberto.

 

Mucha salud para todos

y perdonad mi osadía:

Que en la Tierra de Cervantes

lea yo estas letrillas.
---

 Lucía López Sánchez

26 DE OCTUBRE DE 2.017

Aplicaciones didácticas |  Poemas y letrillas  |   Poesías para mayoresPoesías para pequeños | Lecturas |





®Arturo Ramo García.-Registro de Propiedad Intelectual de Teruel nº 141, de 29-IX-1999 Plaza Playa de Aro, 3, 1º DO 44002-TERUEL