La oración pasiva

 

LA ORACIÓN PASIVA

    En la oración pasiva el sujeto pasa a complemento agente, siempre en ablativo, el complemento directo a sujeto y el verbo pasa a la voz pasiva.

    El complemento agente, al ir en ablativo puede ir con o sin preposición. Va con la preposición A/AB cuando se refiere a personas, y si se refiere a cosas va sin preposición.

    Esquemáticamente se origina la siguiente transformación:

Oración activa Suj. CD Verbo

 

Oración pasiva C. Agente Suj. Verbo en pasiva

Dominae puellam amant = Las señoras aman a las niñas

A dominis puella amatur = La niña es amada por las señoras

Dominus a puellis amatus fuit = El señor fue amado por las niñas

Domina a puellis amata est = La señora es amada / ha sido amada por las niñas

Templum a fabris interruptum fuit = El templo fue interrumpido por los artesanos

Dominus a puellis amatus est = El señor es amado / ha sido amado por las niñas





 Aplicaciones didácticas 

Atrás





Vídeo: La vocación de los hijos


Otros: Familia

®Arturo Ramo García.-Registro de Propiedad Intelectual de Teruel nº 141, de 29-IX-1999
Plaza Playa de Aro, 3, 1º DO 44002-TERUEL (España)