26. Interrogatorio a Jesús
Sopa de letras

  1. Prendimiento de Jesús

    Estando en el Huerto de Getsemaní llegó Judas con mucha gente armada de espadas y bastones. El traidor Judas les había dicho:

   - A quien yo bese, Él es. Cuando llegó se acercó a Jesús y dijo:

   - ¡Salud Maestro! Y lo besó. Jesús respondió:

   - Judas, ¿con un beso me traicionas y entregas? Entonces los guardias lo cogieron y arrestaron. Simón Pedro, que llevaba una espada, la sacó y cortó la oreja a un siervo del sumo sacerdote. Pero Jesús le dijo:

   - Pedro, vuelve a meter la espada en la vaina, porque todos los que se sirvan de la espada, por la espada morirán. Tomó la oreja del siervo y la sanó; Luego, vuelto hacia la multitud, dijo:

   - Habéis venido a prenderme con espadas y bastones como si fuese un ladrón. Y, sin embargo, todos los días estaba en el Templo entre vosotros y no me habéis arrestado. Pero todo esto ha sucedido para que se cumpliesen las profecías.
   Entonces los discípulos abandonaron a Jesús y huyeron.

  2. Jesús ante Caifás

    Los soldados llevaron a Jesús a la casa del sumo sacerdote Caifás. Se habían reunido allí los jefes del pueblo y otros sacerdotes. Buscaban  falsos testimonios para acusarlo. Algunos dijeron:

   - Ha dicho que destruirá el Templo de Dios y construirá otro en tres días. Le preguntaron:

   - ¿Qué contestas a estos hombres? Pero Jesús no respondió. El sumo sacerdote le preguntó:

   - ¿Eres tú el Cristo, el Hijo de Dios? y Jesús le respondió:
   - Si, lo soy. Entonces el sumo sacerdote se rasgó las vestiduras y gritó:
   - ¡Ha flasfemado! ¿qué necesidad tenemos de testigos? Y todos dijeron:

   - Reo es de muerte. Le escupieron en la cara, lo vendaron y le abofetearon diciendo:

   - ¡Adivina! ¿Quién te ha golpeado?. Entretanto, Pedro había seguido a Jesús de lejos y había entrado en el palacio de Caifás.


  3. Negaciones de Pedro

   Pedro estaba calentándose con los criados del sumo sacerdote. Había seguido a Jesús para ver lo que le pasaba. Uno de los criados le dijo:

   - También estabas con Jesús de Nazaret. Pero Pedro lo negó diciendo:

   - No sé de qué me hablas. Y salió un momento. Pero después una criada repitió:

   - Creo que verdaderamente era de los que acompañaban a Jesús. Pero lo volvió a negar y dijo que no conocía a Jesús. A pesar de esto, no se convencieron y dijeron:

   - Sí, tú eres de los que seguían a Jesús, porque eres galileo; tu forma de hablar nos lo dice claramente. Entonces Pedro empezó a jurar y a gritar cada vez más fuerte:

   - De verdad, no conozco a ese hombre; nunca he oído hablar de él.

   Entonces cantó un gallo por segunda vez. Pedro se acordó de que Jesús le había dicho:

   - Antes de que el gallo cante dos veces, me habrás negado tres. Salió corriendo y lloró amargamente.

  A. Contesta a cada pregunta con una palabra y escríbela en un papel para buscarla después en la sopa de letras:

 1. En el Huerto de Getsemaní lo entregó...
 2. Judas a Jesús le dio un...
 3. Los discípulos abandonaron a Jesús y...
 4. Contra Jesús buscaban falsos...
 5. Le preguntaron si Jesús era el...
 6. Caifás dijo que Jesús había...
 7. Todos dijeron que Jesús era reo de...
 8. Con los criados, Pedro se estaba...
 9. Dijeron a Pedro que era...
 10. Entonces cantó un...

Sopa de letras


 

 

 

 

 

 



 
Si estás matriculado escribe tus datos:
 
Nombre:

Contraseña:

 

Información de la matrícula

| Aplicaciones didácticas | Vida de Jesús |
Para los pequeños | Para imprimir |
 Interactivo |

®Arturo Ramo García.-Registro de Propiedad Intelectual de Teruel nº 141, de 29-IX-1999
Plaza Playa de Aro, 3, 1º DO 44002-TERUEL