Vida de Jesús para los pequeños de Aplicaciones Didácticas para móviles, fe



24. Epulón y Lázaro


1. El rico Epulón y Lázaro el mendigo

    Para que el dinero y las riquezas no nos hagan pecar, dijo Jesús esta parábola:

   - Había un hombre rico llamado Epulón que celebraba a diario espléndidos banquetes. Un  pobre llamado Lázaro, sentado a su puerta, pedía limosna, pero no le daban ni las migajas del banquete. Sin embargo, los perros lamían sus llagas.

   Cuando murieron, el pobre fue llevado por los ángeles al cielo y el rico fue tirado al infierno. Y Epulón en medio de sus sufrimientos, vio a Lázaro y le pidió ayuda. No era posible. El abismo era demasiado grande. Entonces, Epulón rogó que avisaran a sus hermanos para que no hicieran lo mismo que él y no corrieran la misma suerte.

A. Contesta con una respuesta

  Epulón era rico y Lázaro

  Epulón celebraba cada día espléndidos

 Lázaro pedía

 Epulón murió y fue al

 Lázaro al morir, fue al

 Epulón pidió que avisaran a sus





2. Jesús y los niños

   Un día se acercaron unos niños para que Jesús les tocara. Los discípulos se enfadaron mucho y les dijeron que se fueran. Jesús, por el contrario dijo:

   - Dejad a los niños que vengan conmigo; no los despachéis, porque de ellos es el reino de los cielos.

   Después les impuso las manos y los bendijo.

B. Ejercicio

 Se acercaron unos niños par que Jesús les

 Pero los discípulos se

 Les dijeron a los niños que se

 Dejad que nos niños vengan

 De los niños es el reino de los

 Les impuso las manos y los



3. Entrada en Jerusalén

   Jesús entró en Jerusalén montado sobre un borriquillo y mucha gente iba delante y lo seguían con alegría. Muchos extendían por tierra sus mantos y las ramas de los árboles y gritaban:

   - ¡Hosanna al Hijo de david! ¡Bendito el que viene en nombre del Señor! ¡Hosanna en las alturas! Los fariseos que se encontraban entre la multitud, oyendo gritar de esa manera se dijeron entre sí:

   - He aquí que todos le siguen. Y dijeron a Jesús:

   - Maestro, reprende a tus discípulos. Respondió Jesús:

   - Si estos callasen, las piedras gritarían. Los habitante de Jerusalén, que asistían a la entrada de Jesús, preguntaban:

   - ¿Quién es éste? Y la multitud respondía:

   - Es Jesús, el profeta de Nazaret, de Galilea.

  C. Selecciona la respuesta correcta

 Jesús entró en Jerusalén montado en un

 Muchos le seguían con

 Extendían sus mantos por la

 Bendito el que viene en nombre del

 Si éstos callaran, gritarían las

 Es Jesús, el profeta de

 





Si estás matriculado escribe tus datos:
 
Nombre:
 

Contraseña:
 

 

Información de la matrícula


 Aplicaciones didácticas 

Atrás

| Vídeos: ChopinOtros: Música clásica


®Arturo Ramo García.-Registro de Propiedad Intelectual de Teruel nº 141, de 29-IX-1999 Plaza Playa de Aro, 3, 1º DO 44002-TERUEL