50. La Ascensión del Señor




1. La Ascensión

    Los sacó hasta cerca de Betania y levantando sus manos los bendijo. Y sucedió que, mientras los bendecía, se alejó de ellos y se elevaba al Cielo. Y ellos le adoraron y regresaron a Jerusalén con gran gozo. Y estaban siempre en el Templo bendiciendo a Dios. (Lucas 24, 50-53).

   Hay, además, otras muchas cosas que hizo Jesús, y que si escribieran una por una, pienso que ni aún el mundo podría contener los libros que se tendrían que escribir. (Juan 21,25).

---
Cristo nos espera. Vivimos ya como ciudadanos del cielo (Phil III, 20), siendo plenamente ciudadanos de la tierra, en medio de dificultades, de injusticias, de incomprensiones, pero también en medio de la alegría y de la serenidad que da saberse hijo amado de Dios". (Es Cristo que pasa, n.126).

(Pintura: La Ascensión del Señor). 

  A. Hay   6  frases verdaderas y  2  falsas. Pulsa sobre el número de las verdaderas.

 Los sacó a los discípulos hasta cerca de Betania

 Jesús los bendijo

 Se alejó de ellos y se elevó al Cielo

 Mientras se elevaba le adoraron

 Regresaron a Betania con gran gozo

 Estaban en el Templo bendiciendo a Dios

 Algunas cosas más hizo Jesús

 Si se escribieran todas no cabrían los libros en todo el mundo



  2. Venida del Espíritu Santo

   Al cumplirse el día de Pentecostés, estaban todos juntos en un mismo lugar y de repente sobrevino del cielo un ruido, como de viento que irrumpe impetuosamente, y llenó toda la casa en la que se hallaban. Entonces se les aparecieron unas lenguas como de fuego, que se dividían y se posaron sobre cada uno de ellos. Quedaron todos llenos del Espíritu Santo y comenzaron a hablar en otras lenguas según el Espíritu les hacía expresarse.

   Habitaban en Jerusalén judíos, piadosos venidos de todas las naciones que hay bajo el cielo. Al producirse aquel ruido se reunió la multitud y quedó perpleja, porque cada uno les oía hablar en su propia lengua. Estaban asombrados y se admiraban diciendo:

   - ¿Acaso no son galileos todos éstos que están hablando? ¿Cómo es, pues, que nosotros les oímos cada uno en nuestra propia lengua materna? Partos, medos, elamitas, habitantes de Mesopotamia, de Judea y Capadocia, del Ponto y Asia, de Frigia y  Panfilia, de Egipto y la parte de Libia próxima a Cirene, forasteros romanos, así como judíos y prosélitos, cretenses y árabes, les oímos hablar en nuestra propias lenguas las grandezas de Dios. Estaban todos asombrados y perplejos, diciéndose unos a otros:

   -¿Qué es esto? Otros, en cambio, decían burlándose:

   - Están llenos de mosto . (Act. 2, 1-13).

---
Los cristianos, al realizar nuestra actividad apostólica, necesitamos y pedimos al Espíritu Santo este don para que sepamos expresarnos de manera que aquellos a quienes se dirige nuestro apostolado nos entiendan; para que sepamos adecuar nuestra exposición a la mentalidad y capacidad del que escucha y podamos así transmitir fielmente a nuestros oyentes la verdad de Cristo.

(Pintura: Pentecostés. EL GRECO, D. Teothocopulos. Museo del Prado. Madrid).

  B. Hay  6  frases verdaderas y   2  falsas. Señala los números de las verdaderas 

 El día de Pentecostés vino del cielo como un ruido impetuoso que llenó toda la casa

 Aparecieron unas lenguas como de fuego que se posaron sobre cada uno de ellos

 Quedaron todos llenos del Espíritu Santo

 Comenzaron a hablar dos lenguas

 Cada uno les oía hablar en su propia lengua

 Había partos, medos, elamitas y de otras partes

 Estaban todos asombrados y perplejos

 Otros se burlaban diciendo: Están drogados


 

  3. Nacimiento de la Iglesia sia

   Dijeron a Pedro y a los demás apóstoles:

   - ¿Qué hemos de hacer, hermanos? Pedro les dijo:

   - Convertíos, y sea bautizado cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de vuestros pecados, y recibiréis el don del Espíritu Santo. Porque la promesa es para vosotros, para vuestros hijos y para todos los que están lejos, para todos los que quieran  llamar el Señor Dios nuestro. Con estas palabras dio testimonio y les exhortaba diciendo:

   - Salvaos de este generación perversa. Ellos acogieron su palabra y fueron bautizados; y aquel día se les unieron unas tres mil almas. Perseveraban asiduamente en la doctrina de los Apóstoles y en la comunión, en la fracción del pan y en las oraciones. (Act. 2, 37-42)

---
"También nosotros, como aquellos primeros que se acercaron a san Pedro en el día de Pentecostés, hemos sido bautizados. En el bautismo, Nuestro Padre Dios ha tomado posesión de nuestras vidas, nos ha incorporado a la de Cristo y nos ha enviado el Espíritu Santo" (Es Cristo que pasa, n.128).

(Pintura: La Virgen en la gloria rodeada de santos y ángeles. TIEPOLO, Giovanni Batistta. Museo de Bellas Artes. Budapest).

  C. Hay 6 frases verdaderas y 2 falsas. Pulsa en los números de las verdaderas.

 Los que oyeron a Pedro dijeron: ¿Qué hemos de hacer, hermanos?

 Convertíos y sea bautizado cada uno en el nombre de Jesucristo

 Con el bautismo se perdonan algunos pecados

 También recibirían el Espíritu Santo

 La promesa es para alguno de vosotros

 Les exhortaban diciendo: Salvaos de esta generación perversa

 Aquel día se les unieron unas tres mil almas

 Perseveraban en la comunión, en la fracción del pan y en las oraciones



Si estás matriculado escribe tus datos:
 
Nombre:
 

Contraseña:
 

 

Información de la matrícula


 Aplicaciones didácticas 

Atrás

Formación: El joven tendero

Otros: Diciembre

®Arturo Ramo García.-Registro de Propiedad Intelectual de Teruel nº 141, de 29-IX-1999 Plaza Playa de Aro, 3, 1º DO 44002-TERUEL