40. Últimas enseñanzas de Jesús


  1. El mandamiento nuevo

    Un mandamiento nuevo os doy, que os améis unos a otros; como yo os he amado, amaos también unos a otros.

   En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si os tenéis amor entre vosotros.

   Nadie tiene amor más grande que el dar uno la vida por sus amigos. Vosotros sois mis amigos si hacéis lo que os mando. Ya no os llamo siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su señor; a vosotros, en cambio, os he llamado amigos, porque todo lo que oí de mi Padre os lo he dado a conocer.

   No me habéis elegido vosotros a mí, sino que yo os he elegido a vosotros, y os he destinado para que vayáis y deis fruto, y vuestro fruto permanezca, para que todo lo que pidáis al Padre en mi nombre os lo conceda.

   Esto os mando, que os améis los unos a los otros. (Juan 13,34-35; Juan 15, 13-17).

---
Jesús da al precepto del amor fraterno un sentido y un contenido nuevos al decir "como yo os he amado". El amor al prójimo que se pedía en la Antigua Ley alcanzaba también de algún modo a los enemigos (Ex 23,4-5); sin embargo, el amor que predica Jesús es muchísimo más exigente e incluye devolver bien por mal porque la medida del amor cristiano no está en el corazón del hombre, sino en el corazón de Cristo, que entrega su vida en la Cruz por la redención de todos.

(Pintura: Retrato de Cristo. EYCK, Jan van. Museo Groeninge. Brujas).

  A. Hay  6   frases verdaderas y  2   falsas. Pulsa sobre el número de las verdaderas. .

 Un mandamiento os doy, que os améis unos a otros

 Amaos como yo os he amado

 En esto conocerán algunos que sois mis discípulos

 Os conocerán si os tenéis amor entre vosotros

 Os he elegido para que deis fruto y vuestro fruto permanezca

 Nadie tiene amor más grande que el de dar uno la vida por sus amigos

 Vosotros sois mis amigos si hacéis lo que os aconsejo

 A vosotros os he llamado amigos






  2. Últimas enseñanzas de Jesús

   Jesús promete a sus discípulos el Cielo:

   - En la casa de mi  Padre hay muchas moradas. Yo voy a prepararos el lugar, par que donde yo estoy, estéis vosotros también... Yo soy el camino, la verdad y la vida. (Juan 14, 1-11).

   - Todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, Yo os lo daré (Juan 14, 13).

   - Yo rogaré al Padre y os dará otro Consolador, para que more eternamente con vosotros el Espíritu de verdad. (Juan 14, 16-17).

   - No os dejaré huérfanos, vendré a vosotros, yo volveré a vosotros. Todavía un poco y el mundo ya no me verá, pero vosotros me veréis, porque yo vivo y también vosotros viviréis. En aquel día conoceréis que yo estoy en el Padre, y vosotros en mi y yo en vosotros. (Juan 14, 18-20).

   - Yo soy la vid, vosotros los sarmientos. Como el sarmiento no puede hacer fruto separado de la vid, así ni vosotros estuviereis en mí (Juan 15, 1-11)

---
Cristo nos ha preparado la morada celestial mediante su obre redentora. Por ello, sus palabras pueden considerarse dirigidas no solo a los Doce, sino a cuantos crean en Él a lo largo de los tiempos. El Señor llevará consigo hasta su gloria a cuantos han creído en Él y le han sido fieles.

(Pintura: Bautismo de Cristo. PATERNIER, Joaquím. Museo Kusnsthistorisches. Viena).

  B. Hay  6  frases verdaderas y  2   falsas. Señala los números de las verdaderas 

 En la casa de mi Padre hay pocas moradas

 Yo soy el camino, la verdad y la vida

 Todo lo que pidiereis al Espíritu Santo en mi nombre yo os lo daré

 Yo rogaré al Padre y os dará otro Consolador

 El Espíritu de verdad estará con vosotros eternamente

 No os dejaré huérfanos sino que vendré a vosotros

 Vosotros estáis en Mi y yo en vosotros

 Yo soy la vid y vosotros los sarmientos


  3. Oración sacerdotal de Jesús

   Jesús, dicho esto, elevó sus ojos al cielo y exclamó:

   - Padre, ha llegado la hora. Glorifica a tu Hijo para que tu Hijo te glorifique; Ya que le diste poder sobre toda carne, que él dé vida eterna a todos los que Tú le ha dado. Ésta es la vida eterna: que te conozcan a Ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo a quien Tú has enviado. Yo te he glorificado en la tierra: he terminado la obra que Tú me has encomendado que hiciera. Ahora Padre, glorifícame Tú a tu lado con la gloria que tuve junto a Ti antes de que el mundo existiera. (Juan 17, 1-5)

   Después Jesús ruega por sus discípulos:

   - Padre Santo, guarda por tu nombre a aquellos que me diste: para que sean una misma cosa, como nosotros. No son del mundo... guárdalos del mal... que ellos también sean santificados en la verdad. (Juan 17, 6-19).

   Jesús ruega por la Iglesia:

   - Mas no ruego solamente por ellos, sino también por los que han de creer en Mí por la predicación de ellos, para que todos sean una misma cosa como Tú en Mí y Yo en Ti. Padre, quiero que aquellos que Tú me diste estén conmigo en donde Yo estoy. (Juan 17, 20-26).

---
Cristo, con su glorificación, ofrece al hombre la posibilidad de alcanzar la vida eterna, conocer a Dios Padre y a Jesucristo, su Hijo Unigénito; lo cual redunda en glorificación del Padre y de Jesucristo, al mismo tiempo que implica la participación del hombre en la gloria divina.

  C. Hay 6 frases verdaderas y 2 falsas. Pulsa en los números de las verdaderas.

 Que te conozcan a Ti, el único Dios verdadero ya Jesucristo a quien Tú has enviado

 He terminado la obra que Tú me has encomendado

 Padre Santo, guarda por nombre del Espíritu Santo a aquellos que me diste

 Que todos sean una misma cosa, como nosotros

 Los que me diste son del mundo y guárdalos del mal

 Yo ruego por los que han de creer en Mí por la predicación

 Que todos sean una misma cosa como Tú en Mí y Yo en Ti

 Quiero que aquellos que Tú me diste estén conmigo en donde Yo estoy



 

Si estás matriculado escribe tus datos:
 
Nombre:

Contraseña:

 

Información de la matrícula

| Aplicaciones didácticas | Vida de Jesús |
 Para los mayores | Para imprimir |
 Crucigrama |

| Artículo: Juzgar en positivoOtros: Familia





®Arturo Ramo García.-Registro de Propiedad Intelectual de Teruel nº 141, de 29-IX-1999
Plaza Playa de Aro, 3, 1º DO 44002-TERUEL