11. Varios milagros de Jesús
Sopa de letras


  1. Curación del hijo de Régulo

    Desde Caná Jesús fue a Galilea donde lo recibieron con admiración por las cosas que se decían de él.  Había allí un funcionario real, llamado Régulo, cuyo hijo estaba enfermo en Cafarnaún. Régulo se acercó a Jesús y le rogaba que curase a su hijo, pues estaba muriéndose.

   Jesús le dijo - Si no veis signos y prodigios, no creéis.

   Le respondió el funcionario real: - Baja antes de que muera mi hijo.

   Jesús le contestó: - Vete, tu hijo vive. Aquél hombre creyó en la palabra de Jesús y se marchó.

   Cuando Régulo volvía a su casa, le salieron al encuentro los criados diciéndole que su hijo vivía. Se informó el padre y comprobó que se había curado a la misma hora en que Jesús se lo dijo. Y creyó él y toda su casa. (Juan 4, 46-54)

---
Jesús pide una fe recia y pura, que, aunque se apoye en milagros, no los exige. Sin embargo, Dios sigue en todos los tiempos haciendo milagros, que sirven para reafirmar la fe.

(Pintura: Retrato de Cristo. EYCK, Jan van. Museo Groeninge. Brujas)

  2. Nazaret rechaza a Jesús

   Jesús llegó a Nazaret, donde se había criado y según la costumbre entró en la sinagoga el sábado.  Y se levantó para leer un fragmento del profeta Isaías que se aplicó a él. Todos daban testimonio a favor de él, y se admiraban de las palabras de gracia que salían de su boca.

   Los judíos decían: - ¿No es éste el hijo de José?

   Jesús les dijo: - En verdad os digo que ningún  profeta es bien recibido en su patria.

   Al oír estas palabras, todos en la sinagoga se llenaron de ira, y se levantaron, le echaron fuera de la ciudad y lo llevaron hasta la cima del monte para despeñarle. Pero él, pasando por medio de ellos, seguía su camino ( Lucas 4, 16-30)

---
Se necesita una buna disposición a fin de que los milagros puedan dar origen  a la fe en Jesús: solo se le entiende en la humildad y en la seria resolución de ponerse en sus manos.

(Pintura: Infancia de Jesús. HONTHORST, Gerrit van. El Hermitage. San Petersburgo)

  3. Primera pesca milagrosa

   Pasando Jesús junto al lago de Genesaret, enseñaba a la gente desde una barca. Después dijo a Simón: - Guía mar a dentro, y echad vuestras redes para la pesca.

   Simón le contestó: - Maestro, hemos estado fatigándonos durante toda la noche y nada hemos pescado; pero no obstante, sobre tu palabra echaré las redes. Y habiéndolo hecho recogieron gran cantidad de peces, tantos que las redes se rompían. Entonces hicieron señas a los compañeros que estaban en la otra barca, para que vinieran y les ayudasen. Vinieron, y llenaron las dos barcas, de modo que casi se hundían.

   Cuando lo vio Simón Pedro, se arrojó a los pies de Jesús, diciendo: - Apártate de mi, Señor, que soy un hombre pecador. Pues el asombro se había apoderado de él y de cuantos estaban con él, por la gran cantidad de peces que habían capturado. Lo mismo sucedía a Santiago y a Juan, hijos de Zebedeo, que eran compañeros de Simón.

   Entonces Jesús les dijo: - No temas; desde ahora serán  hombres los que has de pescar. Y ellos, sacando las barcas a tierra, dejadas todas las cosas, le siguieron. ( Lucas 5, 4-11)

---
Es Cristo el amo de la barca: es él el que prepara la faena: para eso ha venido al mundo, para ocuparse de que sus hermanos encuentren el camino de la gloria y del amor al Padre.

(Pintura: Milagro de la pesca milagrosa. WITZ, Konrad. Museo de Arte e Historia. Génova)

  A. Contesta a cada pregunta con una palabra y escríbela en un papel para buscarla después en la sopa de letras: :

 1. El hijo de Régulo estaba enfermo en...
 2. Jesús dijo: - Tu hijo...
 3. Creyó Régulo y toda su...
 4. Jesús vivió de pequeño en...
 5. Un sábado Jesús entró en la...
 6. Ningún profeta es bien recibido en su...
 7. Jesús hizo el milagro de la pesca...
 8. Dijo a Simón: - Guía mar a...
 9. En tu palabra echaré las...
 10. Desde ahora serán hombres los que has de...

Sopa de letras


 

 

 



 

Si estás matriculado escribe tus datos:
 
Nombre:

Contraseña:

 

Información de la matrícula

| Aplicaciones didácticas | Vida de Jesús |
 Para los mayores | Para imprimir |
Interactivo |

®Arturo Ramo García.-Registro de Propiedad Intelectual de Teruel nº 141, de 29-IX-1999
Plaza Playa de Aro, 3, 1º DO 44002-TERUEL