Christmas

Christmas
 By José Antonio Calvo

Those who understand the true significance of Christmas perfectly understand what it means to set up a crèche or to sing a Christmas carol. Christmas commemorates the birth of Jesus, born in a cave to bring to Earth a most sublime love message—also to the remotest, the most different, the one who does not love—, the utmost love taken up to the sacrifice of death. Therefore, anyone who wants to remove the symbol of love for life represented by the birth of Jesus, with its manifestations such as setting up crèches or singing Christmas carols, does not understand anything at all.

As just another tradition, around this time year after year some radical politicians claim for total removal of any Christian symbols, pretending to be the champions of advancement and progress, under the pretext that these symbols step on some people’s toes. But denying the Christian spirit at Christmas helps no-one—that is anticulturalism. Minorities do not feel insulted because there are a few children carol festivals. Quite the opposite.

 

Majorities also have the right to express whatever good they have been traditionally doing. How could setting up a crèche at a square do any harm? Only someone with a spoiled imagination or politicians failing to serve the common good might think so.

Original de http://indeforum.wordpress.com/


Navidad
Por José Antonio Calvo

Quien comprende el significado verdadero de la Navidad, comprende perfectamente lo que es poner un Belén o cantar un Villancico. La Navidad nos recuerda el nacimiento de Jesús, nacido en una gruta para traer a la Tierra un mensaje de amor, el más sublime, también al más lejano, al más distinto, al que no ama, el amor más extremo llevado hasta el sacrificio de la muerte. Por eso, quien quiere quitar el símbolo de amor a la vida que representa el nacimiento de Jesús, con sus manifestaciones como colocar belenes o cantar villancicos, no entiende nada de nada.

Como una tradición más, aparece cada año por estas fechas la pretensión de algunos políticos radicales de erradicar los signos cristianos, pretendiendo ser los paladines del avance y del progreso, con la excusa de que se hieren susceptibilidades. Pero negar el espíritu cristiano en la Navidad no ayuda a nadie: eso es anticulturalismo. Las minorías no se sienten ofendidas porque haya unos festivales de villancicos de niños. Todo lo contrario.

Las mayorías también tienen derecho a expresar lo que tradicionalmente bueno han hecho. ¿Qué daño puede hacer el hecho de montar un belén en una plaza? Sólo quien tiene una imaginación estropeada o políticos que no sirven al bien común pueden creerlo.


Original de http://foroin.wordpress.com/





 Aplicaciones didácticas 

Atrás





Vídeo: Moralidad de la especulación


Otros: El mercado

®Arturo Ramo García.-Registro de Propiedad Intelectual de Teruel nº 141, de 29-IX-1999
Plaza Playa de Aro, 3, 1º DO 44002-TERUEL (España)