El problema

    EL PROBLEMA

            La reforma de la enseñanza está lejos de alcanzar unanimidad. Un grupo de docentes de muy alto nivel se ha inclinado a indagar una cuestión que preocupa a la mayoría de los futuros profesores: la evolución de un problema matemático. Esta comparación os podrá ayudar a centrar la cuestión:

            ENSEÑANZA 1960

            Un campesino vende un saco de patatas por 1.000 pesetas. Sus gastos de producción se elevan a los 4/5 del precio de venta. ¿Cuál es su beneficio?

            ENSEÑANZA TRADICIONAL 1970

            Un campesino vende un saco de patatas por 1.000 pesetas. Sus gastos de producción se elevan a los 4/5 del precio de venta, esto es, a 800 pesetas. ¿Cuál es su beneficio?

            ENSEÑANZA MODERNA 1975

            Un campesino cambia un conjunto P de patatas por un conjunto M de monedas. El cardinal del conjunto M es igual a 1.000 y cada elemento p (M vale 1 peseta). Dibuja 1.000 puntos gordos que representen a los elementos del conjunto M. El conjunto F de gastos de producción comprende 200 puntos gordos menos que el conjunto M. Representa el conjunto F como subconjunto del conjunto M y da la respuesta a la cuestión siguiente: ¿Cuál es el cardinal del conjunto B de los beneficios? Dibuja B en color rojo.

            ENSEÑANZA RENOVADA 1980

            Un agricultor vende un saco de patatas por 1.000 pesetas. Los gastos de producción se elevan a 800 y el beneficio es de 200 pesetas.

ACTIVIDAD: Subraya la palabra “patata” y discute sobre ella con tu compañero.

            ENSEÑANZA REFORMADA 1990

            El tío Evaristo, lavriego burgues latifundista i intermediario es un kapitalista insolidario que sanriquecio con 200 pelas al bender espekulando un costal de patatas. Analiza el testo y vusca las falta de sintasi dortografia de puntuacion y edeguido di lo que tu digieres de stos avusos antidemocraticos.


De políticos


Dos niños en tercero de Primaria se pelean; uno de ellos quiere ser político de mayor, y el otro quiere ser ingeniero. ¿Quién gana?

El que quiere ser político, porque tiene 17 años.


-Papá, papá, ¿todos los cuentos empiezan con !érase una vez...”?

-No, hijo, algunos empiezan con “si mi partido gana las elecciones...”


Un político de derechas y un político de izquierdas se caen de lo alto de un rascacielos, ¿quién llega antes al suelo?

-¿Y qué más da?


Conversación frente al Congreso:

-Oiga, no aparque su coche ahí que van a salir los ministros.

-No se preocupe, señor, mi coche tiene antirrobo.


El ministro de Obras Públicas alemán invita al español, y le da tanto la vara enseñándole obras y demás que el español acaba hecho polvo, y entonces se van a casa del ministro alemán.

-Oye, qué casa tan bien puesta tienes, ¿es toda fruto de tu tabajo?

El alemán le lleva a la ventana y le dice:

-Mira, ¿ves esos bloques de apartamentos?

-Sí.

-Pues un 5 por ciento fue para mí.

Al cabo de un tiempo es el alemán el que va a España, y ocurre lo mismo. El ministro español le enseña tantos proyectos que el otro acaba hecho polvo y se van a casa del español. Bueno, nada de casa, un palacio; varias piscinas, cubiertas o al aire libre, jardines, campo de golf, tenis, cuadras, helipuerto...

-Oye, qué maravilla de casa, ¿es todo producto de tu trabajo?

El español le lleva a la ventana y le dice:

-¿Ve la autopista?

-No.

-El cien por cien para mí.


En las flamantes oficinas del XX (dígase el partido contrario), el jefe de Contabilidad está entrevistando candidatos a la plaza de contador para llevar todos los libros de cuentas del partido. Entra el primer candidato:

Jefe: A ver, ¿cuántos son dos más dos?

Responde el candidato con mucha certeza: Cuatro.

-Lo siento mucho, que pase el siguiente.

Entra el siguiente, le hacen la misma pregunta y responde: Cuatro.

-Nada, no sirve, que venga otro.

Así pasan tres o cuatro hasta que, al final, entra un tío con traje a rayas y fumando un puro.

-Dígame, ¿cuántos suman dos más dos?

Responde el candidato:

-¿Cuánto quiere usted que sumen?

-¡Felicitaciones! La plaza es suya.


De leperos 






Dos leperos van conduciendo un camión cuando llegan a un túnel con un cartel diciendo “altura máxima: 3 metros”. Así que se bajan miden la altura de su camión y resulta que es 3 metros diez. El conductor le dice al otro:

-Oye mira, vamos a pasar, no hay policías....


Dos leperos, padre e hijo, están haciendo la siembra en su huerto, y el niño mira al cubo que tenían ahí al lado, y al verse reflejado dice:

-¡Papá, papá, que hay un hombre en el cubo!

El padre mira dentro del cubo, y pregunta:

-¿El tuyo tiene boina?

-No.

-Pues entonces hay dos.


Dos leperos:

-Mira tío, en esta bolsa tengo unas cervezas, si adivinas cuántas hay, te puedes quedar con las seis.


En Lepe han encontrado un esqueleto detrás de un árbol. Ha sido identificado por la policía como el Edelmiro, que ganó el año pasado una partida de escondite.


En Lepe hay dos familias judías, y quieren casar a las hijas; pero como no hay chicos judíos en el pueblo, deciden unirse para buscarlos por los pueblos de los alrededores. Finalmente encuentran dos excelentes partidos, y les invitan a que vayan a conocer el pueblo. Pero resulta que uno de los tíos se arrepiente por el camino, y sólo uno de ellos llega a Lepe. Y es una joyita, así que las dos familias lo quieren.

Total que las dos familias empiezan a discutir de quién es el novio, y como la cosa no se aclara, deciden hablar con el rabino más viejo de los alrededores.

-Lo que hacemos es muy simple. Partiremos al chico por la mitad, y le daremos un trozo a cada familia para que no haya discusiones.

Entonces la madre de una de las novias dice:

-No, por favor, pobre muchacho, cómo le van a hacer eso.

Pero la otra madre dice:

-¡Eso! ¡Eso! ¡Que lo partan! ¡Que lo descuarticen!

Entonces el rabino mira a la segunda madre y decide:

-El chico se casa con su hija; usted es la verdadera suegra.


El Lepe van a gasear a un condenado a muerte. Le meten en la cámara de gas, y entonces el condenado se echa a reír al ver que la cámara de gas no tiene techo. Entonces el verdugo pregunta:

-¿Y tú? ¿De qué te ríes?

-Jo, jo, yo que estaba tan preocupado porque me iban a ejecutar, y resulta que he tenido una suerte tremenda. Me quieren ejecutar justo en el único pueblo de España donde no saben ni construir una cámara de gas con techo.

-Sí, sí, tú ríete ahora, porque no te quedarán ganas cuando lleguen los mozos del pueblo y te empiecen a tirar las bombones de butano en la cabeza. 





 Aplicaciones didácticas 

Atrás





| Vídeos: Concierto de Año NuevoOtros: Música clásica


®Arturo Ramo García.-Registro de Propiedad Intelectual de Teruel nº 141, de 29-IX-1999
Plaza Playa de Aro, 3, 1º DO 44002-TERUEL