Exámenes parciales

    Exámenes Parciales

   
Un estudio científico indica que, antes, durante y después de un examen todos los estudiantes se comportan de la misma manera...

Estudio científico real.

1.- Llegada (demasiado temprano) al lugar del examen.

2.- Repaso compulsivo y totalmente infructuoso de los apuntes.

3.- Fase de plática nerviosa pre-examen.

4.- Entrada atemorizada al aula donde va a perpetrarse el examen.

5.- Reparto de las hojas para el examen ("¡¿Cinco hojas?!" dicen algunos)

6.- Reparto de las hojas de preguntas ("En algo tan pequeño no pueden caber muchas preguntas" dicen algunos ).

7.- Vuelta de la hoja y descubrimiento de que usan un tamaño de letra 5 o más pequeño.

8.- Carcajada histérica.

9.- Resoplidos varios y llevadas de manos a la cabeza automáticas.

10.- Descubrimiento de que con lo (poco) que se recuerda no se puede contestar ni a la mitad de las cuestiones.

11.- Intentos vanos de copia (con el subsiguiente descubrimiento de que el de al lado tiene menos idea que tú).

12.- Fase de derrumbamiento, desesperación, impotencia y espera (ya que está feo entregar el examen tras solo diez minutos).

13.- Entrega del examen y huida del lugar del crimen.

14.- Fase de conversación nerviosa post-examen.

15.- Fase de exclamación de palabras soeces.

16.- Comparación de resultados (comprobando que no hay dos personas con las mismas respuestas).

17.- Fase de consulta compulsiva de los apuntes (cuyo único resultado es empeorar el estado de ánimo del consultante).

18.- Fase de declaración de principios: "Ya no voy más a... (Cálculo, Física, Álgebra...)"

19.- Fase de negación ("¿Examen? ¿Qué examen? Yo no he hecho ningún examen").

20.- Fase depresiva post-traumática. Generalmente (aunque no siempre) acaba en un bar.

 

Tomado de Encuentra (www.encuentra.com). Reproducido con autorización.


Doctor, doctor...


El doctor llama por teléfono a su paciente:

-Verá, tengo una noticia buena y otra mala.

-Bueno... dígame primero la buena.

-Los resultados del análisis indican que le quedan 24 horas de vida.

-Pero, bueno, ¿eso es la buena noticia? Entonces, ¿cuál es la mala?

-Que llevo intentando localizarle desde ayer.


El paciente se empieza a recuperar de la anestesia y pregunta:

-Doctor, doctor, ¿ha sido usted capaz de conservarme la mano?

-Sí, aquí la tiene, en un frasco de formol...


Tras examinar a un paciente que es un alcohólico crónico, el médico le dice:

-No encuentro la razón de sus dolores de estómago, pero, francamente, creo que esto se debe a la bebida.

-Bueno, entonces volveré cuando usted esté sobrio.


Un paciente entra en la consulta del médico.

Doctor: ¿Qué es lo que le ha traído por aquí?

Paciente: Una ambulancia, ¿por qué?


Un tío llega a un bar y pide cinco vasos de ginebra; se los bebe de un tirón y pide otros cuatro vasos. Mientras el camarero se los sirve, observa que se le empieza a ver una sonrisa estúpida. Después de beberse seguidos los cuatro vasos, pide otros tres mientras se agarra a la barra del bar. El camarero se  los pone y el cliente se los vuelve a beber, y con una  voz vacilante pide otros dos vasos. Cuando se los bebe pide otro nuevo vaso, ya con todos los síntomas de tener una trompa de campeonato, pero el camarero se lo sirve y él se lo toma. Inmediatamente le da un mareo irresistible y se cae al suelo mientras dice:

-Ya sabía yo que mi médico se equivocaba; cuanto menos bebo, peor me encuentro.


Un tío va todo hecho polvo al médico, que le pregunta la causa de su estado:

-Pues verá, estaba yo tan ricamente, cuando de pronto vino la bicicleta y me da un topetazo.

-¡Ah! ya comprendo...

-No, no, si ahí no acaba la cosa. Me estoy todavía levantando, y de pronto el camión me sacude otro golpetazo. Ay ahí no acaba la cosa. Me levanto y el avión en vuelo rasante me arrea con toda el ala, y cuando me iba recuperando viene el trasatlántico y me da de lleno con la quilla.

-Usted perdone, pero lo de la bici me lo creo, lo del camión pase, pero lo del avión y el trasatlántico ya me parece un poco de cuento.

-Sí, cuento...; y si no paran el tiovivo me machacan la vaca, el cerdo, la carroza y la nave espacial.


Una rana al doctor: ¡ Doctor, doctor, me han salido almohombres!


Va un tío al psiquiatra y le dice:

-Doctor, doctor, soy incapaz de decir Federico.

-¿Cómo?

-Que soy incapaz de decir Federico.

-Pero si lo dice perfectamente.

-¿De verdad, doctor?

-Sí.

Se va de la consulta, llega a casa y le dice a la mujer:

-María, vete al Federico y saca dos cervezas; vamos a celebrar que ya estoy bien.


Exageraciones 


Estás más perdido que una vaca en la M-30.


Tienes más puntos de vista que Trueba en una tienda de espejos.


Tienes más puntería que Robin Hood después de la tila.


Eres más peligroso que Rambo en un restaurante vietnamita.


Hablas más que la máquina de tabaco de un paritorio.


Estás más quemado que el mapa de Bonanza.






| Página principal | Humor | Arriba | Anterior | Siguiente |






| Pintura: Maratti, CarloOtros: Barroco (c)





®Arturo Ramo García.-Registro de Propiedad Intelectual de Teruel nº 141, de 29-IX-1999
Plaza Playa de Aro, 3, 1º DO 44002-TERUEL