8. La existencia de la ley moral

  1. El sentimiento íntimo

    Todos los hombres tienen el sentimiento íntimo de la existencia de Dios. Ante las desgracias y los peligros se nos escapa el grito: ¡Dios mío! Es el grito de la naturaleza. Lacordaire dijo:

   - Dios es el más popular de todos los seres. El pobre le llama, el matrimonio le invoca, el malvado le teme, el hombre honrado le bendice. No hay un lugar, no hay momento, no hay una ocasión, no hay un sentimiento, en el que Dios no aparezca, y no sea nombrado... la cólera cree no haber alcanzado su expresión suprema si no después de haber maldecido este Nombre adorable, y la blasfema es también el homenaje de una fe que se revela, al olvidarse d sí misma.

   No se blasfema contra lo que no existe. La rabia de los malvados, como la creencia de los buenos, prueba la existencia de Dios.

(Pintura: La creación del Sol. MIGUEL ÁNGEL, Buonarroti. Capilla Sixtina. Vaticano)

  A. Señala la respuesta correcta entre los paréntesis:  alegrías, desgracias, dichas, popular, desconocido, ignorado, bueno, honrado, malvado, Dios, Satanás, el diablo, una incredulidad, una indiferencia, una fe, buenos, malvados, honrados

 Ante las ( ) y los peligros decimos: ¡Dios mío!
 Dios es el más ( ) de todos los seres
 El ( ) teme a Dios
 No hay un momento en el que ( ) no aparezca
 La blasfemia es  ( ) que se revela
 La rabia de los ( ) prueba la existencia de Dios

 

  2. La voz de la conciencia

   Nuestra conciencia nos dice cuatro cosas:

   1. Que hay una diferencia esencial entre el bien y el mal.

   2. Que debemos hacer el bien y evitar el mal.

   3. Que toda acción buena merece un premio y una acción mala un castigo.

   4. Que la conciencia se alegra y aprueba a sí misma cuan obra bien y se entristece y condena a sí misma cuando obra mal. Tenemos en nosotros la ley moral naturalmente escrita en la conciencia.

   ¿De dónde viene esta ley? Solo puede provenir de un legislador, como no hay efecto sin causa. Esta ley moral es inmutable en sus principios, independiente de nuestra voluntad y obligatoria para todos. Su autor solo puede ser un superior a los hombres, es decir, Dios.

(Pintura: Verano. ARCIBOLDO, Giuseppe. Museo de Louvre. París)

  B. Señala la respuesta correcta entre los paréntesis:  débil, superficial, esencial, debemos, evitaremos, no debemos, regular, buena, mala, alegre, satisface, entristece, ley, aviso, norma, cambiante, inmutable o movible

 Hay una diferencia ( ) entre el bien y el mal
 Todos ( ) hacer el bien y evitar el mal
 Toda acción ( ) merece un premio
 La conciencia se ( ) cuando obra mal
 No hay ( ) sin legislador
 La ley moral es ( ) en sus principios





  3. La ley moral

   Existe una ley moral, objetiva, universal, inmutable que manda hacer el bien, prohíbe el mal y domina en la conciencia de todos los hombres. Cuando obedecen a esta ley moral son felices y cuando la rechazan sienten remordimientos.

   Esta ley solo puede venir de Dios, pues no hay ley sin legislador. Dios es el legislador supremo que manda a los hombres el deber de practicar el bien y evitar el mal; es el testigo de nuestros actos; el juez que premia o castiga, mediante las alegrías o los tormentos de la conciencia.

(Pintura: La pesca milagrosa. RAFAEL, Sanzio de Urbino. Museo Victoria y Alberto. Londres)

  C. Señala la respuesta correcta: moral, deportiva, educativa, algunos, varios, todos, rechazan, obedecen, olvidan, aceptan, reflejar, recordar, venir, superficial, supremo o secundario 

 Hay una ley ( ) que manda hacer el bien
 Esta ley domina en la conciencia de ( ) los hombres
 Cuando ( ) esta ley, los hombres son felices
 Cuando ( ) la ley moral sienten remordimientos
 Esta ley solo puede ( ) de Dios
 Dios es el legislador ( ) de la ley moral


 



Si estás matriculado escribe tus datos:
 
Nombre:

Contraseña:

 

Información de la matrícula  

| Aplicaciones didácticas | Filosofía |
 Teodicea | Para imprimir |

| Vídeo: El preservativo | Otros: La prevención del sida



®Arturo Ramo García.-Registro de Propiedad Intelectual de Teruel nº 141, de 29-IX-1999
Plaza Playa de Aro, 3, 1º DO 44002-TERUEL