14. San Balandrán


   A) San Balandrán

Fue un santo legendario. Según la tradición, fue un santo aragonés al que se le apareció la Virgen en el lugar donde posteriormente se construiría el Monasterio del Pueyo, cerca de Barbastro. Corría el año 1101 y se acababa de trasladar la sede episcopal de Roda de Isábena a Barbastro. Balandrán era un pastorcillo apenas adolescente natural de Morilla, aldea hoy perteneciente a Ilche. Dormía en una choza y de repente oyó una voz feérica acompañada de música interpretada con instrumentos celestiales, que repitió su nombre tres veces. Presa del temor, salió de la choza y se topó con la imagen de la Virgen entre las ramas de un almendro. Comunicó la noticia a los vecinos de Barbastro, quienes en el lugar en que se produjo la aparición construyeron una ermita al estilo rústico tradicional de la zona. Posteriormente, en ese mismo paraje se construyó el Monas-terio del Pueyo. En ese diminuto templo, vivió como ermitaño hasta su muerte. 

   Roberto Grao

    B) La madre Vascona de Abderramán III

Abderramán III octavo Emir de Córdoba, era hijo de Muhammad primogénito de AbdAllah (7º Emir de Córdoba) y de una cautiva cristiana probablemente de origen vascón como hija de Onneca Fortúnez, llamada Muzna o Muzayna que pasó a ser considerada “madre de infante” por haber dado un hijo” a su señor. Su padre Muhammad fue asesinado en el año 895 y Abderramán pasó a ser el heredero del Emirato.

Una de sus abuelas fue Onneca Fortúnez concubina de AbdAllah, era también de origen vascón pues era hermana de Fortún Garcés, llevada cautiva a Córdoba junto con su hermano como garantía del pago de tributos al conquistar el Emir de Córdoba el reino de Pamplona en el año 860.Fortún Garcés volvíó a Pamplona 20 años más tarde a la muerte de su padre el Rey García Iñiguez, (880) pero Onneca quedó cautiva en Córdoba.

Así pues, el origen de Abderramán III era mitad hispano-vasco y mitad árabe por sus padres. En el año 929 elevó el rango del Emirato al de Califato de Córdoba, que duró hasta su muerte en el año 961.

    C) San Virila

Fue un religioso santo que nació en Tiermas (Zaragoza) en el año 870 y murió en el Monasterio de Leyre (Navarra) en el 950. La leyenda nos cuenta que, cierto día primaveral, salió a dar un paseo por los alrededores el Monasterio, mientras meditaba sobre el gozo de la eternidad, cuando cantó un ruiseñor que le distrajo hacia una fuente donde se quedó dormido. Al despertar encontró el camino de vuelta tras una larga búsqueda, pero comenzó a sentirse contrariado al ver la Iglesia y otras dependencias que eran mayores de lo que él recordaba.

Cuando entró en el Monasterio nadie supo reconocerlo ni él pudo identificar a ninguno de los monjes que ahora ocupaban Leyre, así que decidieron buscar en los archivos del cenobio y descubrieron que se trataba del Abad Virila desaparecido en el bosque trescientos años antes. El Abad había aparecido en el año 1.250.Esta narración está cargada de una moraleja religiosa: si el canto de una simple ave puede entretener gozosamente a un hombre durante 300 años, ¿qué no podrá hacer la luz divina de Dios aplicada al hombre fiel?

    D) Santa Eufresina

Eufrosina (la monja monje) nació en Alejandría, en tiempos de Teodosio II el joven (401-450) era hija de Pafnucio, varón rico y piadoso; no consta el nombre de la madre. Eufrosina es palabra griega que significa alegría, aludiendo a lo que significaba esta hija para sus padres. Su madre murió cuando tenía 11 años. Era extraordinariamente bella y su padre la prometió a un joven rico de la nobleza. Pero el matrimonio no entraba en los planes de la joven, sino que deseaba entregarse a Dios ingresando en un Monasterio, por lo que, aprovechando la ausencia de su padre, huyó de su casa y temiendo que su padre fuera a buscarla a un monasterio de monjas, a fin de no ser descubierta, acudió a uno de hombres para lo cual se cortó el cabello y se disfrazó convenientemente.

Eufrosina, cuyo nombre en el monasterio era Esmaragdo, vivió en él, dando grandísimos ejemplos de santidad. Presintiendo su próxima muerte, llamó a su padre descubriéndole el engaño. Pafnucio se hizo religioso, viviendo hasta su muerte en la celda que habría ocupado su hija.

En el monasterio de Carmelitas Descalzas fundado por Sta.Teresa de Jesús en Valladolid, hay un lienzo de Sta. Eufrosina con hábito de fraile carmelita y su larga cabellera colgada de la rama de un árbol. Las tradiciones carmelitanas se apropiaron de Sta. Eufrosina y en la liturgia de la Orden del Carmelo, se celebraba como santa el día 2 de Enero. Santa Teresa la alude en una carta dirigida a la Madre María de San José el 4 de junio 1578.

Al igual de otros santos de los que no hay pruebas documentales, se retiró del calendario litúrgico santoral por el Papa Pablo VI en 1969, por el que se declara que su celebración no es obligatoria, aunque se puede celebrar por razones tradicionales.






|  Curiosidades | Aplicaciones didácticas | Ejercicios interactivos |

Otros ejercicios | Valores |





®Arturo Ramo García.-Registro de Propiedad Intelectual de Teruel nº 141, de 29-IX-1999
Plaza Playa de Aro, 3, 1º DO 44002-TERUEL