36. Conócete a ti mismo

  Primera parte

    Tales de Mileto, aquel pensador de la antigua Grecia que es considerado como el primer filósofo conocido de todos los tiempos, escribió hace 2.600 años que "la cosa más difícil del mundo es conocernos a nosotros mismos, y la más fácil hablar mal de los demás."

   En el templo de Delfos podía leerse también algo parecido en aquella famosa inscripción socrática: "conócete a ti mismo."

   Conocerse a si mismo conduce al hombre a convertirse en el artífice de su propia vida, es algo que trae siempre consigo enseñanzas útiles. Por eso ha sido siempre un gran reto a lo largo de los siglos.

  A. Contesta con una de estas respuestas: Roma, Grecia, fácil, difícil, Sócrates, Tales de Mileto, Apolo, Delfos, vida o fortuna.

 Tales de Mileto era un filósofo de

 Conocernos a nosotros mismos es la cosa más

 Hablar mal de los demás es lo más

 La inscripción "conócete a ti mismo" era de

 Esa inscripción estaba en el templo de

 El hombre se hace artífice de su propia


  Segunda parte

   Conviene preguntarse con cierta frecuencia y buscando la objetividad: ¿cómo es mi carácter? Porque es sorprendente lo beneficiados que resultamos en los juicios que hacen nuestros propios ojos. Casi siempre somos absueltos en el tribunal de nuestro propio corazón, aplicando la ley de nuestros puntos de vista, dejando la exigencia para los demás. Incluso en los errores más evidentes encontramos siempre multitud de atenuantes, de eximentes, de disculpas, de justificaciones.

   -Si somos así, ¿cómo podremos mejorar si parecemos ciegos para nuestros defectos?

   Mejoraremos procurando conocernos. Mejoraremos escuchando de buen grado la crítica constructiva que nos vayan haciendo con cualquier ocasión. Pero a eso se aprende sólo cuando uno es capaz de decirse a sí mismo las cosas, cuando es capaz de "cantarle las cuarenta" a uno mismo.

   Procura conocer cuáles son tus defectos dominantes.

  B. Contesta con alguna de estas palabras: carácter, voluntad, perjuicio, beneficio, disculpas, penas, aciertos, defectos, crítica, alabanza, veinte, cuarenta, dominantes o pequeños.

 Hay que preguntarse con frecuencia: ¿cómo es mi

 Cuando nos examinamos nosotros resultamos con

 En los errores más evidentes encontramos

 Parecemos ciegos con nuestros propios

 Hay que escuchar de buen grado de los demás su

 Uno debe ser capaz de cantarse las

 Procura conocer cuáles son tus defectos






  Tercera parte 

   Procura sujetar esa pasión que sobresale de entre las demás, porque después se vencen con más facilidad las restantes. Para uno, su vicio principal será la búsqueda permanente de la comodidad, porque huye del trabajo con verdadero terror; para otro quizá su mal genio o su amor propio exagerado, o su testarudez;  para un tercero, a lo mejor su principal problema es la superficialidad o la frivolidad de sus planteamientos.

   Todos esos defectos son otros tantos focos de deterioro del carácter. Si no los vences a tiempo, si no les pones coto, te puede salir mal la partida de la vida.

   Quizá lo que hace más delicada la formación del carácter es precisamente el hecho de que se trata de una labor que requiere años, decenas de años. Ésta es su principal dificultad.


Texto de Alfonso Aguiló. Educar el carácter. Ediciones Palabra. Pág. 109-111.

  C. Selecciona una de estas respuestas: se oculta, sobresale, comodidad, diligencia, trabajo, juego, amable, genio,soberbio, humilde, corta o larga. 

 Procura sujetar la pasión desordenada que

 Para el pasivo, su vicio capital es la

 El vago tiene su mayor defecto en la falta de

 Para el impulsivo su defecto es el mal

 Tiene un amor propio exagerado el

 La formación del carácter es una tarea




 

 Si estás matriculado escribe tus datos:

  Nombre:   

 Contraseña:   

 

Información de la matrícula

| Aplicaciones didácticas | Autoeducación |
 Para imprimir | Crucigrama |

| Pintura: Vos, Cornelis deOtros: Barroco (d)





®Arturo Ramo García.-Registro de Propiedad Intelectual de Teruel nº 141, de 29-IX-1999
Plaza Playa de Aro, 3, 1º DO 44002-TERUEL