19. Alegría

  Primera parte  

   Dolor, enfado, seriedad, serenidad-sonrisa, risa, risotada, carcajada. Son estados de ánimo que tienen relación con la alegría.

    La alegría no es cosa de sólo humoristas y payasos. De contar chistes y reírlos. No es cosa de bien comidos y bebidos.

    La alegría es cualidad de todos y para todos; debe ser permanente, algo de siempre y habitual. Debe acompañarnos toda la vida, y debe impregnar a todas las demás virtudes. Es tener sentido del humor.

    En la enumeración del principio hay unos extremos: dolor y carcajada. En el centro hay dos palabras, "serenidad-sonrisa", que serían la clave para entender en qué consiste la alegría. Esta doble actitud nace del interior del hombre. Los extremos tienen origen en agentes externos.

    Yo diría que la alegría, entendida como serenidad-sonrisa, equivale a optimismo. Ser alegre es ser optimista, y ser optimista es ser alegre. Digo ser, no estar. Ser es lo permanente de las cosas; estar es un modo de ser transitorio. Y el optimismo es algo inherente a la naturaleza del hombre. Deja de ser optimista el que abandona o ignora su propia dignidad.

    ¿Te das cuenta lo serio que me he puesto para hablarte de optimismo? Es porque yo no soy persona. Todo lo hago con frialdad, con seriedad. Tú no.

  A. Contesta con una de estas respuestas: tristeza, alegría, todos, humoristas, transitoria, permanente, humor, enfado, interior, exterior, carcajada, optimismo, hombre u ordenador.

 Seriedad y sonrisa son estados de ánimo que tienen relación con la

 La alegría es propia de

 La alegría debe ser

 Consiste en tener sentido del

 La serenidad-sonrisa nace del

 La alegría como serenidad-sonrisa equivale a

 No puede ser optimista el


  Segunda parte

   ¿Estudiamos las razones que tenéis los hombres para ser optimistas, alegres?

    Persona alegre es la que, ante cualquier situación, confiando razonablemente en sus posibilidades y en la ayuda que le pueden prestar los demás, se fija en lo positivo que hay y en las posibilidades de mejora, de tal modo que, aprovechando lo aprovechable de las dificultades y obstáculos, afronta todo con serenidad y paz.  

    Palabras a considerar:
    - Confía en sus propias posibilidades.
    - En la ayuda de los demás.
    - Mira lo positivo, posibilidades y obstáculos.
    - Afrontando todo con alegría.

    El optimista es una persona que tiene puesta su confianza en las posibilidades propias y en las de los demás; confía en las personas, en su capacidad de ayuda y solidaridad. Entre las posibilidades, también entran los fracasos, con los que cuenta de antemano y no lo desasosiegan. Necesita confiar y nunca pierde las confianzas.

   No es un ingenuo. Es un realista que capta, de inmediato, la parte realmente buena y positiva de las cosas, y aprecia las mejoras que se pueden añadir o lograr. También sabe discernir las posibilidades con que cuenta, así como las dificultades y obstáculos que se presentarán. No es un idealista iluso. Se toma la vida en serio, pero con sentido del humor.

    No se arredra ni se inquieta. Aprovecha lo bueno que hay y que ve, y se entrega a hacer lo que puede, sea en la propia mejora, sea en bien de los otros. Y, como confía en los demás y los admira, busca en ellos la ayuda adecuada. Con su apoyo, afronta los acontecimientos con serenidad y paz interiores.

    Siempre confía. Prefiere que lo engañen, a desconfiar de los demás. Por esto, es normal que el optimista presente un rostro sereno y sonriente, reflejado de su mundo interior.

  B. Señala la respuesta correcta entre éstas:  posibilidades, ilusiones, entusiasmo, colaboración, riza, paz, realista, imaginativo, ideas, dificultades, demás, lejanos, enfadado o sonriente.

 Persona alegre es la que confía en sus

 De los demás espera su ayuda y

 El alegre afronta las dificultades con serenidad y

 El optimista es un

 El optimista cuenta con las

 Siempre confía en los

 El optimismo tiene un rostro sereno y





  Tercera parte 

    Pautas de comportamiento:

    * No hay persona ni acontecimiento que no tenga su parte buena.

    * Procura pedir ayuda.

    * Fíate de la capacidad de ayuda que tienen las personas.

    * Si eres soberbio, sobrevalorarás tus posibilidades, y caerás en el pesimismo.

    * Piensa que la paz interior es compatible con el dolor.

    * Ni los fracasos te deben quitar la alegría, si buscas el remedio.

    * La humildad es buena cosa para ser alegres.

    * La fe en Dios, que es Padre, es el fundamento de la alegría y el optimismo.

    * Permanece optimista aunque descubras limitaciones en tus posibilidades.

    * Si confías únicamente en ti, acabarás pesimista.

    El optimista mira la vida como si tuviera unas lentes fijas, y la ve ilusionado y esperanzado, con alegría. Esas lentes fijas las tenemos todos en el alma. La alegría mana de dentro. Si se empañan esas lentes, viene la tristeza, el pesimismo, el desaliento.

     Procura encontrar esos cristales para los ojos de tu alma. Para los creyentes, Dios es la lente primordial para descubrir el sentido de la vida.

Texto original de don Samuel Valero.

  C. Selecciona una de estas respuestas: buena, regular, ayuda, dinero, optimista, soberbio, optimismo, pesimismo, dolor, soberbia, humildad, Dios o Satanás. 

 Todas las personas y acontecimientos tienen una parte

 El alegre procura pedir

 Sobrevalora sus posibilidades el

 El soberbio suele caer en el

 La paz interior es compatible con el

 Para ser alegres es buena cosa vivir la

 El fundamento de la alegría y el optimismo está en la fe en




 

Si estás matriculado escribe tus datos:
 
Nombre:

Contraseña:

 

Información de la matrícula

| Aplicaciones didácticasAutoeducación |
Para imprimir | Sopa de letras |

| Artículo: Juegos para la cooperación y la pazOtros: Experiencias

®Arturo Ramo García.-Registro de Propiedad Intelectual de Teruel nº 141, de 29-IX-1999
Plaza Playa de Aro, 3, 1º DO 44002-TERUEL