17. Justicia
Juego de palabras

  Primera parte

   ¡Qué sensibles sois los chicos! Sobre todo, cuando hay alguien que os molesta. Gritáis a borbotones: "¡no hay derecho!", "¡esto es una injusticia!". Y yo, tu Ordenador, ¿no tengo derechos? Me exigís todo, abusáis de mí y me tengo que callar. ¿Es que sólo tengo deberes? Pues ni ¡derechos! ni ¡deberes! Yo no soy capaz de esto. Sólo las personas pueden tener derechos y deberes. Nadie más.

    En mi frialdad de Ordenador, veo que la razón de ello está en vuestra dignidad inviolable de seres conscientes que tienden libremente hacia su perfección final. Los derechos son algo inherente y exclusivo de la persona. Nacen de vuestra propia "naturaleza".

    De aquí que se hable de derecho "natural", en referencia a los derechos más fundamentales del hombre, como a la vida, al alimento, a la cultura, a la libertad, a la religión, a los bienes materiales imprescindibles, etc. Quiero aclararte que, aunque los otros seres no sean capaces de derechos, el hombre si que tiene deberes para con toda la naturaleza.

    Los derechos que tiene una persona "deben" ser respetados por todas las otras. Es decir, que el derecho de uno exige a los demás el "deber" de respetarlo. Derechos y deberes se corresponden mutuamente.    Esto no obstante, he observado que las personas humanas sois muy sensibles a vuestros derechos, pero mencionáis poco vuestros deberes. Esta actitud debe estar relacionada con lo del egoísmo. ¡Que manera de llevar el agua al propio molino!. Como si los otros molineros no tuvieran idéntico derecho.

    Normalmente, los derechos están regulados en las leyes de cada nación. Es lo que se estudia en la Facultad de Derecho de las Universidades. Ya te imaginas lo complicado que debe ser esto.

  Segunda parte

   Lo que regula y armoniza los derechos de las personas se llama virtud de la justicia. Si la vivierais bien, se evitarían enfados, conflictos, guerras. Esto lo saben todos y, sin embargo, seguís con vuestros pleitos y riñas. Por esto existe en cada nación un Ministerio llamado de Justicia para arreglar vuestros conflictos entre derechos y deberes.

    ¿Quieres aportar tu grano de arena para lograr unas relaciones armoniosas?. ¡Veamos, pues, algo muy elemental sobre esta virtud!

    La justicia facilita el esfuerzo constante para dar a los demás lo que estrictamente de les debe, de acuerdo con sus derechos, en cuanto personas, padres, hijos, ciudadanos, gobernantes, etc.

    Palabras a tener en cuenta:
    - Esfuerzo constante.
    - Lo que se les debe.
    - Estrictamente.
    - Sus derechos.

    No se trata de ser justos alguna que otra vez. Debemos mantener constantemente despierto el sentido de esta virtud, para ser justos siempre.

    Nadie debe una limosna o una propina. Esto es generosidad. En la justicia se debe a alguien algo, que es suyo, que le pertenece en virtud de un derecho.

    Estrictamente quiere decir, ni menos ni más, ni antes ni después. Lo exacto, lo justo. Si damos menos de lo debido, se faltaría a la justicia. Si más, sería otra virtud.

    Según las circunstancias, una persona puede tener derechos y deberes diferentes. Una misma persona puede considerarse, al mismo tiempo, o como simple persona, o como hijo, o como padre, o como ciudadano, etc. De cada una de esas circunstancias, emanan unos derechos y también unos deberes peculiares. Derechos que se deben respetar.

  Tercera parte  ;

   Pautas de comportamiento:

    * Se trata de que tengas sentido de la justicia, de que vayas adquiriendo comportamientos justos. Por esto, más que en exigir tus derechos, que también los tienes, te aconsejo que te apliques al cumplimiento de los deberes de justicia para con los:

    - Padres, hermanos, amigos, compañeros.

    - Servicios públicos, colegio, profesores.

    - Preceptos legales.

    * Dar lo que se debe, devolver lo prestado, pagar el precio justo, no colarse en los espectáculos, no difamar murmurando o calumniando, no copiar en los exámenes, no hacer trampas en los juegos, obedecer a las leyes de tráfico, reparar los daños causados, etc. En caso de duda, consultar a la persona idónea.

    Y si tienes que exigir tus derechos, hazlo sin ira, exponiendo con corrección tu punto de vista.

Texto original de don Samuel Valero.

  A. Contesta a cada pregunta con una palabra y escríbela en un papel para escribirla después en el juego de palabras: bras: bras:


 No tiene derechos ni deberes el...
 Los derechos nacen de su...
 Los derechos de una persona, los otros los deben...
 El hombre tiene derechos y...
 Lo que regula los derechos y deberes es la virtud de la...
 Si todos viviésemos la justicia, nuestra relación sería...
 Además de exigir los derechos, debes cumplir los...
 Es propio de la justicia no copiar en los...
 Tampoco debemos hacer trampas en los...
 Si hemos estropeado algo hay que reparar los daños...

Juego de palabras

Las diez preguntas:  

Puntos :  
Oportunidades gastadas:




 
Si estás matriculado escribe tus datos:
 
Nombre:

Contraseña:

 

Información de la matrícula

| Aplicaciones didácticas | Autoeducación |
Para imprimir | Interactivo |

®Arturo Ramo García.-Registro de Propiedad Intelectual de Teruel nº 141, de 29-IX-1999
Plaza Playa de Aro, 3, 1º DO 44002-TERUEL
.