16. Generosidad



  Primera parte

   Yo, tu Ordenador, quiero hacerte una confidencia. Ten sumo cuidado con el egoísmo. El ciego amor a sí mismo es la raíz y fuente de todos los males que os fabricáis los hombres; de los males grandes y de los que parecen pequeñeces.

    Comprendo que un niño, y cuanto más niño más, sea egoísta. Es tan débil y necesitado... Para subsistir necesita que le den todo. Es precisa la generosidad de los que le rodean para poder desarrollarse.

    Pero ese egoísmo infantil, mantenido en una persona ya joven como tú, puede crear verdaderos monstruos, y los hay en abundancia. El peligro de serlo ronda a cada hombre, y también a ti. A lo largo de toda tu vida, sentirás que rebrota con fuerza. No es fácil la generosidad, porque el egoísmo tiene la propiedad de ocultarse tras las apariencias de bondad.

  A. Contesta con una respuesta.

 Dice el ordenador: Ten mucho cuidado con el

 El ciego amor a sí mismo es la raíz de todos los

 Es natural que el niño pequeño sea

 La generosidad de los mayores ayuda a desarrollarse al

 El egoísmo tiende a ocultarse en la apariencia de




  Segunda parte

   ¿Quieres que estudiemos la generosidad, para dominar el monstruo del egoísmo?

    Persona generosa es la que, aunque cueste, actúa en favor de los otros con desinterés y con alegría, teniendo en cuenta que es necesaria y útil su actuación.

    Palabras a considerar:
    - Actúa en favor.
    - Aunque cueste.
    - Desinterés y alegría.
    - Necesidad y utilidad.
    Actuar es hacer actos. Palabra muy amplia. Y es que los actos de la generosidad tienen una gran amplitud. Abarca cualquier acto positivo en favor de los demás: dar cosas, prestarlas, ayudar, dedicar tiempo, colaborar, servir personalmente, alabar a otros, sonreírles, perdonarles, etc. Pero cuesta. El egoísmo, la avaricia, la pereza, son dificultades permanentes que tiene que superar la persona generosa.

   Además, hay que actuar con desinterés, sin compensaciones. Un acto por interés sería egoísmo o estaría matizado por él. No sería generosidad, sino apariencia.

    Y con alegría, con gozo interior. Esta actitud alegre viene a ser la guinda de la generosidad. Generosidad sin alegría no sería virtud. Actuar porque no me queda más remedio, o por la vanidad de que me vean, o para que me consideren, suele ser una generosidad triste, pero no auténtica.

    La generosidad actúa para cubrir necesidades o cosas de utilidad, en favor de los demás; no para sus caprichos.

    Como resumen, la generosidad se identifica con el amor. Con el amor a los demás. Un pensador dijo aquello de "ama y haz lo que quieras", queriendo significar que todo el que ama de verdad, sólo quiere hacer el bien, siempre quiere lo mejor para los demás.

  B. Ejercicio.

 Persona generosa es la que actúa en favor de los otros con desinterés y

 El generoso piensa que es necesaria y útil su

 El que da cosas o ayuda o colabora o perdona es

 El avaricioso que todo lo quiere para él es

 El que hace un servicio pero buscando compensaciones es

 La generosidad se identifica con el

 Un filósofo dijo: ama y haz lo que


  Tercera parte 

   Pautas de conducta:
    * Da aquello que necesitan los otros; no lo que te sobra o estorba.

    * Dedica parte de tu tiempo libre a las necesidades o conveniencias de los demás.

    * Esfuérzate por cuidar los detalles que hagan agradable la vida a los demás, como saludar, pedir perdón, sonreír, escuchar, etc.

    * Cuando descubras que tus gestos de generosidad se mezclan con vanidad, simpatía, intereses, compensaciones, ventajas personales (todo esto son brotes de egoísmo), es el momento de ¡rectificar la intención! Esto quiere decir que rechaces interiormente esos sentimientos y pongas razones nobles a tu generosidad.

    * No busques contraprestaciones (= hacer a cambio de...). Hay que dar sin condiciones.

    * Sé generoso con lo tuyo, con tu dinero, con tus cosas, con tu tiempo. No con lo que es de otros.    * Cumple los encargos con generosidad, haciéndolos con alegría y prontitud.

    * Empieza a ser generoso con las necesidades más cercanas, aunque sin excluir las urgencias de países lejanos.

    * Consulta criterios de actuación, y luego sé generoso con iniciativa propia.

    * Es bueno que valores lo que posees, para tener conciencia de lo que das.

    * Puede ocurrir que descubras en ti una vocación de entrega total por los demás; ese es el momento para la gran generosidad.

   No es fácil ser generoso. Pero tú lo vas a intentar. A tus años, no vas a comportarte con el egoísmo de un niño de pecho.

Texto original de don Samuel Valero.

  C. Selecciona una respuesta. 

 El generoso dedica a los demás parte de su

 El saludar, sonreír y escuchar es parte de la

 Cuando hay vanidad, intereses o ventajas, hay que rectificar la

 Hacer algo a cambio de algún beneficio es una

 Es generoso el que da sin

 Cumple los encargos con alegría y

 Si tienes deseos de una entrega total puedes tener




 Si estás matriculado escribe tus datos:

  Nombre:
  

  Contraseña:
   

 

Información de la matrícula


 Aplicaciones didácticas 

Atrás

Artículo: La vida fácil

Otros: Juventud

®Arturo Ramo García.-Registro de Propiedad Intelectual de Teruel nº 141, de 29-IX-1999 Plaza Playa de Aro, 3, 1º DO 44002-TERUEL