15. Sobriedad



  Primera parte e

   Te quiero comprender. Estás desbordante de vida. Eres joven con los cinco sentidos abiertos a todo tipo de estímulos. Sientes los impulsos del placer, y dispones de medios para satisfacer tus caprichos. Quieres divertirte, apurando tu recién estrenada existencia. Te quiero comprender. Brinda tantas facilidades la "sociedad de consumo"...

    Ya sé que me vas a replicar: "¿Qué hay de malo en pasarlo bien?" "¿Porqué no puedo gastar mi dinero y mi tiempo como quiero?" "No hago daño a nadie cuando me divierto".

    Te quiero comprender; pero estás engañado. No se trata de si haces malo no, sino de hacer lo que es mejor.

    Debo advertirte que abundan los que se aprovechan de vuestra irreflexión juvenil. Os quieren rebaño cerril, para manipularos con promesas de falsas libertades. Las ideologías de moda, con sus medios de comunicación os ponen el cebo de vuestros propios bajos instintos. Ofrecen libertad y dan esclavitud.    ¡Plántate, y sé tú mismo!

  A. Hay   5  frases verdaderas y   2  falsas. Pulsa sobre el número de las verdaderas.

 Eres joven con los cinco sentidos abiertos a los distintos estímulos

 No tienes los medios para satisfacer tus caprichos

 La sociedad de consumo te da facilidades para divertirte

 Pero debes hacer lo mejor, no sólo gozar de la vida

 Nadie quiere aprovecharse de la irreflexión juvenil

 Hay fuerzas sociales que quieren hacer de los jóvenes un rebaño cerril

 Ofrecen libertad y dan esclavitud




  Segunda parte

   Para ayudarte está la sobriedad. ¿Seguimos?

    Persona "sobria" es la que usa razonablemente sus cinco sentidos, su tiempo, su dinero, sus diversiones, etc., distinguiendo, con criterios rectos y verdaderos, lo que es uso razonable o abusivo.

    Palabras a tener en cuenta:
    - Uso razonable.
    - Cinco sentidos.
    - Dinero, tiempo, diversiones.
    - Criterios rectos.

    ¡Felicidad! Palabra mágica. Todas las personas tienden a ir tras ella. Los que la han conseguido, la han encontrado dentro de sí mismos. Debe consistir en algo que está al alcance de todos, también de los enfermos, de los pobres, de los inválidos, de los menos inteligentes... De todos. Si no, sería una tendencia absurda de la naturaleza humana. ¡Está al alcance de todos! Lo que ocurre es que la mayoría la busca por caminos equivocados. La droga es una de las locuras por la felicidad. El disfrute irracional del sexo se acerca también a esta locura.

    Digo todo esto, porque la sobriedad nos pone en el camino de conseguirla, aunque parezca todo lo contrario.

    Los cinco sentidos: la vista, el oído, el olfato, el gusto, el tacto, junto con el dinero, las diversiones, las cosas, etc. brindan placeres que pueden fascinar. De hecho, fascinan a muchas personas. No es que sea malo gozar, divertirse, comer, beber, gastar dinero, etc. Es bueno, haciéndolo en el justo medio entre lo recto y lo incorrecto. Es bueno, si todo esto se usa razonablemente.

    La palabra clave en el concepto de sobriedad es racionalidad, razonable. La moderación en el uso de los placeres viene dictada por la razón, con criterios rectos y verdaderos.

    Estos criterios deben tener en cuenta la finalidad de los sentidos, del dinero, del placer, etc. El para qué son y para qué están puestos en el hombre. No están para producir una satisfacción por el mero hecho de producirla, sino para facilitar, mediante el placer que conllevan, funciones, finalidades superiores. Un ejemplo. Comer es necesario para vivir, engendrar es necesario para la especie humana. El gusto por comer o del sexo está puesto para facilitar esas funciones necesarias.

    Aplica este ejemplo a todo lo demás, y tendrás un criterio recto para su uso. Eliminar estos criterios es descartar los valores de la persona.

    La persona sobria, pues, puede usar lo que le gusta, pero respetando siempre la finalidad de ese gusto. Lo contrario es abuso y acaba por convertir al hombre en esclavo de sus apetitos desordenados. ¡Un infeliz!

  B. Hay  7  frases verdaderas y  4   falsas. Señala los números de las verdaderas 

 Persona sobria es la usa sus sentidos, el tiempo y el dinero razonablemente

 Distingue lo que es razonable y abusivo, según unos criterios rectos

 Algunas personas tienden a ir tras la felicidad por cualquier camino

 Pueden ser felices los enfermos, los pobres y los inválidos

 Se puede conseguir la felicidad por caminos equivocados

 La droga o el alcohol no llevan a la felicidad

 La felicidad está en el uso irracional del sexo

 Todos los placeres tienen una finalidad superior

 El comer no es necesario para vivir

 Engendrar hijos es necesario para la especie humana

 Si se abusa de los placeres el hombre se convierte en esclavo de sus apetitos


  Tercera parte

   Pautas de comportamiento:

    * Domina tus deseos de cosas superfluas.

    * Piensa si tus salidas nocturnas no son un tormento para tus padres.

    * Acepta la negativa de los padres a tus caprichos.

    * Modera el uso del dinero, pero que no sea por egoísmo.

    * No gastes por ostentación, sino para compartir con otros.

    * El dinero es para gastarlo, pero piensa en lo que cuesta ganarlo.

    * En general, ten dominio sobre tus impulsos.

    * Sobre la droga y el alcohol no te propongo nada. Sabes que ni en broma.

    * Del sexo te diré que es una cosa muy seria; es para nuevas vidas en el amor de los esposos. Ya te llegará la hora; de momento, no te dejes embaucar.

Texto original de don Samuel Valero.

  C. Hay 4 frases verdaderas y 1 falsa. Pulsa en los números de las verdaderas.

 Tus salidas nocturnas pueden ser un tormento para tus padres

 Puedes gastar como quieras el dinero

 No hay que tomar nunca drogas ni alcohol

 Es sexo es para hacer nuevas vidas en el amor de los esposos

 No te dejes embaucar por el sexo. Ya llegará el momento



 

Si estás matriculado escribe tus datos:
 
Nombre:
 

Contraseña:
 

 

Información de la matrícula


 Aplicaciones didácticas 

Atrás

Vídeo: Santa Teresa de Ávila


Otros: Patronos de la JMJ

®Arturo Ramo García.-Registro de Propiedad Intelectual de Teruel nº 141, de 29-IX-1999 Plaza Playa de Aro, 3, 1º DO 44002-TERUEL